El dolor viaja con “Alas de cemento”

“La muerte de Chatterton” de Henry Wallis (1856). Dominio público.

Por Luz Helena Cordero Villamizar

¿Quién puede detener a un hombre
que lleva un suicidio en el ojal?
ANDRÉ BRETÓN

Después de algunos meses de tenerlo entre la vigilia y el sueño, como sucede con los libros que aguardan sobre la mesa de noche, después de muchas pesadillas sobre la muerte, al fin logré ajustarme estas Alas de cemento. Por fin pude calzarme nubes para sobrevolar sus páginas, para sortear tanta historia que duele. Cada poema es un ser y un mundo. Poetas atormentados, poetisas que no caben en su tiempo, ángeles adolescentes como Thomas Chatterton, que hizo de su final una insignia y una fuente de arte. Jaime Londoño es el oficiante, nos conduce a la intemperie para sentir las tempestades de la poesía. A través de estos poemas seguimos las vibraciones de las voces, los sacudones frenéticos de un tren ciego que recorre los siglos, las guerras, que atraviesa los cuartos, las cocinas, el rincón más triste de la noche.

¡Qué dolorosas son estas alas de cemento! Jaime experimenta la compasión, ese sentir compartido, y enaltece esa última hora de vida, ese último segundo de los poetas. Nos lleva a escanciar los jugos de la melancolía y, al mismo tiempo, el arrebato fulminante de la dicha. Porque cada poema es una celebración y un sentir fraterno, desde la carne, desde el zumo y el espíritu de cada escritor. En estos versos probamos «la flor del veneno», la embriaguez del silencio y de la sombra, vestimos «el abrigo de grava» para sumergirnos en el río, vemos nuestro rostro en la carta del suicida, surcamos el tiempo en un navío de hiel y queremos patear el futuro.

Entre verso y verso, entre poema y poema, hay abismos, historias hondas que el autor bebe y destila con su ser y sentir, con su propio cansancio, con su sangre en ebullición, y en ese proceso surge la luz con que teje sus versos. He sentido esos «alfileres de hielo» de Ana Cristina Cesar; he visto a Celan cómo sube hacia abajo, mientras Berrymann asciende por la lluvia; he contemplado el vuelo de Deleuze en pos de la inteligencia, el modo en que el ahorcado saca la lengua a la rutina. Me he llenado los ojos con todos los colores con que el poeta pinta los «ángeles de la muerte». «El ocaso azul entre los rieles», el amarillo y el ocre con que Van Gogh viste el sol antes que Tamiki Jara logre que el astro se recueste a llorar. He alucinado con el azul insistente de las olas que se empeñan en salvar a Kariotakis, en contra de sí mismo; me han trastornado los trazos violetas en las manos de Sylvia Plath.

Y ese travieso, ese genial embustero, Chatterton, aún sigue en su lecho, intoxicado de heterónimos y diciendo «perdonen este último acto de miseria». ¿Qué hacer, José Asunción, si hasta las rocas se hacen trizas pensando, si los armarios «de dos lunas solo reflejan sombras, deudas y cansancio»? Con ironía Londoño denuncia que los psiquiatras son antimotines de las dendritas, del yo, del ello, «como si ignoraran que la supuesta cura no empieza donde uno ya no es uno».

Estremece confirmar que los nombres y el material para un libro como este son incontables. Algunas historias nos harían reír, si no fueran tan trágicas, como aquella de José Zorrilla, quien gracias al suicidio del escritor español Mariano José de Larra, ha sido hasta hoy el único poeta sacado en hombros de un cementerio. En el “Suicidio de Papus”, aunque no es claro quién ha tomado la decisión de arrojarse desde el piso 17, el poema canta la ironía, parodia lo cotidiano, los instantes del ridículo, la perra que ladra al oler la caída, las horas tediosas del portero que al fin tendrá algo nuevo para anotar en su cuaderno.

Alas de cemento no es solo un bello homenaje a tantos poetas suicidas. Después de sorber, degustar, inhalar, sofocarse, volar y sumergirse en cada poema, tenemos la sensación de haber experimentado estas muertes y, al mismo tiempo, de amar cada una de esas vidas. Y, claro, sentimos la necesidad de penetrar en las obras que nos legaron. Es como si el poeta Jaime Londoño también hubiera muerto y renacido, y ahora nos entregara una dolorosa expansión, una dosis de hondura, desazón y belleza, que es en últimas la esencia trágica y sublime de la poesía.

(Sobre mi lectura del libro de Jaime Londoño “Alas de cemento” publicado por la Editorial Tanto Sur Airoso, 2023)

Febrero de 2024

Nerval en diario roto

A las cinco deshuesa fragmentos de ensueño
que se abren heridos como rosas de cristal.
A las seis cena el alma
nudos ciegos
y masculla praderas de pesadilla.
A las siete los trancos finos
que recorren su memoria
dejan de corretear,
se echan con dulzura sobre el tapete
del cénit estrellado.
A las ocho canta lunas ebrias
y empieza a obedecer,
día eclipsado por día eclipsado.
A las nueve, con ínfulas bizarras,
espanta almas acechantes.
A las diez nombra astros que echa a rodar,
como gorriones de piel en la locura.
A las once se balancea feliz
atado al poste que lo ilumina.

Letras de metano

Ya declina el bullicio
en la tarde que se extiende
con trazos violetas
hacia las manos de Sylvia Plath,
metanos de belleza en la inclemente noche.
Y las bellas sombras azules,
desde el borde oscuro del horno,
se lanzan a bailar entre los objetos
como pensativos suspiros.
Más allá de la alborada
la oigo flotar recordando en el zaguán
seres que partieron en submarinos de pino.
Frente a la mesa somnolienta la saludo.
Ella dibuja con su dedo azul
el dolor que guarda en sus entrañas.

Kostas Kariotakis

Escucha, es el mar de ópalo
que se aproxima,
viene a recordarme con trizas griegas mi vida
ambulante de ventanas pasajeras
hubiera tomado el revolver infalible.

Lascivas olas me golpean
con su marea espesa,
pero no hunden mi presagio y mi deseo;
ahora, como a un viejo tronco de balso,
la marea me hace tornar hacia la nada,
maletín vacío de viajero sin rumbo.
Lo dejé dormido en el ropero junto a las polillas.

Otras horas llegan y se quedan
largamente azules en su quietud,
como vestidas de brisa festiva.
Recuerdo su cacha de nácar.

Las olas luchan por salvarme
entonando susurros.
Así se abre la muerte que naufraga.

Lo tuve entre mis manos,
amigo mío, amigo mío, me decían sus balas,
nunca postergues nada.

“Tarde de vacaciones de Chatterton”. Grabado de William Ridgway a partir de una fotografía de W.B. Morris [1875]. Dominio público.

Sobre “Búsqueda incesante” de Felipe Agudelo Tenorio

Fotografía de Juan Cristóbal Cobo, de la serie “La luz opaca”. Dominio público.

Por Luz Helena Cordero Villamizar

«Esa fría mañana bogotana —excúsenme, por favor, la redundancia— gastaba las horas hojeando las revistas que compra mi secretaria». Con esta frase se abre la historia de Gotardo Reina, el investigador privado que se nutre de las excrecencias y putrefacción del bajo mundo bogotano. Sí, uno de esos hombres que vive del dolor de otros, que ronda por bares y calles que asustan y va en busca de las claves y los responsables de las desapariciones de niñas y de «personas perdidas de manera involuntaria».

Este detective proviene de un hogar de clase media alta, ha entrado al negocio movido por una situación familiar, se mueve con la misma facilidad en ambientes burgueses que en antros y cuevas del bajo mundo. Sabe que las redes del crimen requieren la asociación entre quienes tienen el poder político y económico y aquellos que administran la miseria y hacen el trabajo sucio, incluida la policía y sus mafias. Por eso con Gotardo, Got para los amigos y lectores, iremos a lujosos restaurantes del norte de la ciudad y a cuchitriles cuya sola descripción crispa. Así ocurre en el «corazón sangrado de Bogotá», donde solo es posible sentir miedo. Los «ladroncitos» son lo de menos, nos dice Got, así nos desafía a penetrar por esos callejones, a los templos de los «oficiantes del mal», donde residen las «manadas de minotauros» que están emparentados con «los principales poderes de la nación».

El escalofrío que experimenta quien avanza por las páginas, mientras acompaña a Got al «Jardín de Las Últimas Santas» —así, con todas las mayúsculas—, se supera por la dosis de ironía y humor que tiene la narración, pues entre el terror y la risa hay un eslabón que en este caso está tejido con una prosa amena, con apuntes finos, inteligentes, con la jerga local, con reflexiones del narrador acerca de la vida, la política, la historia y la cultura de la ciudad y de este trágico país del sangrado corazón. No faltan en la historia otros ingredientes y las delicias del paladar y el erotismo.

A medida que conocemos la vida de nuestro detective criollo, se irán abriendo puertas a historias y personajes, como en un truco de prestidigitación de aquellos en los que nos preguntan en qué caja está la bolita, pues iremos descubriendo conexiones y misterios que quizá no se despejarán del todo, pues en este tipo de novela negra el personaje central se encarga de que los lectores queden con curiosidad y hambre para la novela siguiente.

Felipe Agudelo Tenorio fluye bien en este género, aprovecha de modo ameno e inteligente los materiales, personajes y hechos que abundan en Bogotá y en Colombia para las historias de crimen y terror. De vez en cuando al narrador se le rebela el poeta y revela la poesía de las cosas en dosis tales que añaden mayor deleite a la lectura. En algunos casos emplea unas metáforas e imágenes descabelladas que agradecemos porque nos libera la carcajada.

No es extraño que un poeta incursione en este género. Ya está el insigne precedente de Manuel Vásquez Montalbán y su inmortal Pepe Carvalho con esa saga que sigue la transición de la sociedad española entre la dictadura y el neocapitalismo. Este autor dijo que «toda literatura, absolutamente toda, se divide en novelas policiacas y novelas de amor». ¿Tendrá razón?

La novela cierra con la imagen de la noche sobre una Bogotá que no duerme y esa es la razón por la que ha perdido «todos sus sueños». Got nos dice que todos pisamos, al mismo tiempo, un camino que se dirige a la oscuridad y otro que nos conduce a la luz. De eso se trata la vida. Esas luces y sombras de Bogotá y Colombia se reflejan bien en esta “Búsqueda incesante” que retrata nuestras letrinas, nuestros dolores y esta desesperanza, pero que también encarna ese mamagallismo que nos ayuda a digerir tantos sapos.

(Reseña de la novela “Búsqueda incesante”. Bogotá, Planeta, 2019)

Bogotá, febrero de 2024

Fotografía de Juan Cristóbal Cobo, de la serie “La luz opaca”. Tomada de la página del autor. Dominio público.

Carta abierta de escritores, artistas y humanistas latinoamericanos como apoyo al pueblo palestino

Pintura de la artista palestina Heba Zagout, asesinada junto con sus dos hijos, durante un bombardeo israelí en Gaza el viernes 13 de octubre de 2023 [Tomado de la internet]

Para suscribir la carta PULSE AQUÍ 

CARTA ABIERTA DE ESCRITORES, ARTISTAS Y HUMANISTAS LATINOAMERICANOS COMO APOYO AL PUEBLO PALESTINO

English version [Click here]

OPEN LETTER FROM LATIN AMERICANS WRITERS, ARTISTS AND HUMANISTS AS SUPPORT FOR THE PALESTINIAN PEOPLE

Those of us who subscribe to this letter, writers, artists, humanists and citizens, from this Latin America that knows itself to be mestizo and a defender of plural thought, declare our rejection of the aggression of the Israeli government against the Palestinian population and our commitment to the defense of life, justice, freedom, human rights, self-determination of peoples and peace.

We repudiate the colonizing barbarism in the Palestinian territory by the Israeli government and its army, which has taken place since 1948, protected by the intolerable racist thesis of the “living space” that a century ago became famous in the center of Europe and whose version current are apartheid and genocide. Israel has systematically ignored numerous United Nations resolutions, violates International Humanitarian Law treaties and denies Palestine’s inalienable right to self-determination and to establish itself as an independent state. A democratic regime for all is urgent there.

We are not facing a regular war. We are facing disproportionate attacks, before a systematic plan of ethnic cleansing, before a genocide against the Palestinian population. These unjust and ruthless acts are done in the name of “legitimate defense,” democracy, retaliatory justice [lex talionis], or Western civilization. They use a hackneyed and dishonest idea of culture and civilization. Israel has been using the Palestinian territory as its military testing ground for decades, carrying out a project of displacement of the Palestinians, the appropriation of their territories and resources. The terror deployed by the Israeli army, its North American and European partners, the businessmen and war officials who today profit and exalt themselves with this logic of death, comes from one of the most powerful war industries in the world, a promoter of violence. everywhere, including our countries.

Some present indiscriminate bombings of civilians, men, women, boys and girls, anywhere in the world, as something normal in the conflicts of our time. There are those who explain it from the rationality of war and its pragmatic and instrumental logic. That is simply absurd. Enough of admitting it. Every bombing, every indiscriminate attack against defenseless civilians, including Israelis, is reprehensible. That’s why we say no more!

We join the voice of everyone who, with humility and courage, participates in the immense global mobilization. There are millions of anonymous people who sing and shout against the aggression against the Palestinians; We also join with Jews who, inside and outside Israel, oppose the continued aggression and systematic violation of rights by the Zionist government against every human being. We share this feeling of indignation, we feel disgraced by world leaders who legitimize and promote such a human disaster.

We raise our voice of protest against the regrettable handling of information about this genocide; before the press that trivializes and shamelessly hides so much ignominy; against those who endorse the opprobrium with supposedly academic texts and those who exalt crime from newspapers and magazines, from audiovisual news programs and newscasts. They are means of propaganda, not communication, at the service of confusion and petty interest.

We support, without hesitation, those who insist on communicating truthfully, on honestly denouncing what is happening in Palestine today, and those who call for a frank and permanent dialogue on common values and principles between the different peoples of the world.

Today, faced with the impotence due to the destructive power of weapons, we use the word as a direct action to say that what is happening today in Palestine is with us. We affirm that the resonance of poetry, art, and humanist thought must be amplified, to question reality, to provoke a shock in sensitivity and intelligence, to preserve hope. A book, a poem, a melody, a painting, or any other artistic manifestation, are actions of resistance and cause symbolic changes in human action, in the way of perceiving the world.

We, resorting to intelligence, common sense and humanism, demand as a priority an immediate ceasefire and the establishment of new peace agreements, monitored by an international community guided by a spirit of justice and tolerance, that can bring about the end of this long discord between Palestine and Israel and the beginning of a necessary and lasting peace.

We also demand that the right of the Palestinian people to live in their territory in peace and complete freedom be respected, a recognition that is the responsibility not only of Israel, the United States of America and other nations, but of all those who believe in peaceful coexistence among human beings.

9 Nov.2023

Version française [Cliquez ici]

LETTRE OUVERTE D’ÉCRIVAINS, D’ARTISTES ET D’HUMANISTES D’AMÉRIQUE LATINE COMME SOUTIEN AU PEUPLE PALESTINIEN

 

Nous, écrivains, artistes, humanistes et citoyens de l’Amérique latine métisse qui défend la pensée plurielle, nous signons en notre nom cette lettre pour déclarer notre refus à l’agression du gouvernement israélien contre la population palestinienne et pour montrer notre engagement en faveur de la défense de la vie, de la justice, de la liberté, des droits de l’homme, de l’autodétermination des peuples et de la paix.

Nous refusons la barbarie colonisatrice dans le territoire palestinien de la part du gouvernement israélien et son armée, qui a lieu depuis 1948, inspirée par les intolérables thèses racistes d’«espace vital» devenues célèbres il y a un siècle au centre de l’Europe et dont la version actuelle sont l’apartheid et le génocide. Israël a systématiquement ignoré les nombreuses résolutions des Nations Unies, violé les traités du droit international humanitaire et nie le droit inaliénable de la Palestine à l’autodétermination à s’établir en tant qu’État indépendant. Un régime démocratique pour tous y est urgent.

Nous ne sommes pas confrontés à une guerre ordinaire. Nous sommes confrontés à des attaques disproportionnées, face à un plan systématique de nettoyage ethnique et face à un génocide contre la population palestinienne.

Ces actes injustes et impitoyables sont commis au nom de la « légitime défense », de la démocratie, de la justice para la loi du Talion ou de la civilisation occidentale. Ils utilisent une idée éculée et malhonnête de la culture et de la civilisation. Israël utilise le territoire palestinien comme terrain d’essai militaire depuis des décennies, menant un projet de déplacement des Palestiniens, d’appropriation de leurs territoires et de leurs ressources. La terreur semée par l’armée israélienne, ses partenaires nord-américains et européens, les hommes d’affaires et les salariés de la guerre qui aujourd’hui en tirent profit et s’exaltent de cette logique de mort, provient d’une des industries de guerre les plus puissantes au monde, promotrice de violence partout y compris nos pays.

Certains présentent les bombardements aveugles de civils, hommes, femmes, garçons et filles, partout dans le monde, comme quelque chose de normal parmi les conflits de notre époque. Certains l’expliquent à partir de la rationalité de la guerre et de sa logique pragmatique et instrumentale. C’est tout simplement absurde. Assez de l’admettre. Chaque bombardement, chaque attaque aveugle contre des civils sans défense, y compris contre des Israéliens, est ignoble. C’est pour cela que nous crions : assez !

Nous nous joignons à la voix de tous ceux qui, avec humilité et courage, participent à l’immense mobilisation mondiale. Il y a des millions d’anonymes qui chantent et crient contre l’agression contre les Palestiniens ; Nous nous joignons également aux Juifs qui, à l’intérieur et à l’extérieur d’Israël, s’opposent à l’agression continue et à la violation systématique des droits de la part du gouvernement sioniste contre chaque être humain. Nous partageons ce sentiment d’indignation, nous nous sentons déshonorés par les dirigeants mondiaux qui légitiment et encouragent un tel désastre humain.

Nous élevons notre voix de protestation contre le traitement regrettable des informations sur ce génocide ; contre la presse qui banalise et cache ouvertement tant d’ignominie ; face à ceux qui approuvent la disgrâce avec des textes prétendument académiques et à ceux qui exaltent le crime des journaux et des magazines, des programmes d’information audiovisuels et des journaux télévisés. Ce sont des moyens de propagande et non de communication au service de la confusion et des intérêts mesquins.

Nous soutenons, sans hésitation, ceux qui insistent pour communiquer honnêtement, pour dénoncer honnêtement ce qui se passe aujourd’hui en Palestine, et ceux qui appellent à un dialogue franc et permanent sur les valeurs et principes communs entre les différents peuples du monde.

Aujourd’hui, face à l’impuissance due au pouvoir destructeur des armes, nous utilisons les paroles comme une action directe pour dire que ce qui se passe aujourd’hui en Palestine nous concerne à nous tous. Nous affirmons que la résonance de la poésie, de l’art et de la pensée humaniste doit être amplifiée, pour interroger la réalité, pour provoquer un choc dans la sensibilité et l’intelligence, pour préserver l’espoir. Un livre, un poème, une mélodie, un tableau, ou toute autre manifestation artistique, sont des actions de résistance et provoquent des changements symboliques dans l’action humaine, dans la manière de percevoir le monde.

Faisant appel à l’intelligence, au bon sens et à l’humanisme, nous exigeons en priorité un cessez-le-feu immédiat et l’établissement de nouveaux accords de paix, supervisés par une communauté internationale guidée par un esprit de justice et de tolérance, qui puissent mettre fin à cette longue discorde entre la Palestine et Israël et le début d’une paix nécessaire et durable.

Nous exigeons également que le droit du peuple palestinien à vivre sur son territoire en paix et en totale liberté soit respecté. Cette reconnaissance concerne la responsabilité non seulement d’Israël, des États-Unis et d’autres nations, mais aussi de ceux qui croient que la cohabitation pacifique parmi les êtres humains est possible.

9, novembre 2023

 

Versão em português [Clique aqui]

CARTA ABERTA DE ESCRITORES, ARTISTAS E HUMANISTAS LATINOAMERICANOS
COMO APOIO AO POVO PALESTINO

Os que subscrevemos esta carta, escritores, artistas, humanistas e cidadãos da América Latina que se sabe mestiça e defensora do pensamento plural, declaramos nosso rechaço à agressão do governo de Israel contra a população palestina e nosso compromisso em defesa da vida, da justiça, da liberdade, dos direitos humanos, da autodeterminação dos povos e da paz.
Repudiamos a barbárie colonizadora no território palestino por parte do governo israelense e seu exército, que tem lugar desde 1948, amparados pelas intoleráveis teses racistas do “espaço vital”, que há um século se tornaram célebres no centro da Europa e cuja versão atual são o apartheid e o genocídio. Israel sistematicamente tem ignorado as numerosas resoluções das Nações Unidas, viola os tratados do Direito Internacional Humanitário e nega o direito inalienável da Palestina à autodeterminação e a se constituir com estado independente. É urgente ali um regime democrático para todos e todas.
Não estamos ante uma guerra regular. Estamos ante ataques sem proporções, ante um plano sistemático de limpeza étnica, ante um genocídio contra a população palestina. Esses atos injustos e impiedosos são feitos em nome de uma “legítima defesa” da democracia, da justiça do talião ou da civilização ocidental. Usam uma banal e desonesta ideia de cultura e civilização. Israel leva décadas usando o território palestino como seu campo de provas militares, avança um projeto de deslocamento dos palestinos, apropriação de seus territórios e recursos. O terror que é implantado pelo exército de Israel, seus sócios norte-americanos e europeus, os empresários e funcionários da guerra que hoje lucram e se enaltecem com esta lógica de morte proveniente de uma das mais poderosas indústrias bélicas do mundo, promotora de violência em toda a parte, inclusive em nossos países.
Alguns apresentam os bombardeios indiscriminados a civis, a homens, mulheres, meninos e meninas, em qualquer lugar do mundo, como algo normal em conflitos de nosso tempo. Há quem os explique a partir da racionalidade da guerra e sua lógica pragmática e instrumental. Isso é simplesmente absurdo. Chega de admiti-lo. Cada bombardeio, cada ataque indiscriminado contra civis indefesos, inclusive os israelenses, é digno de repúdio. Por isso dizemos basta!
Nos somamos à voz de todo aquele ou aquela que, com humildade e valor, participa da imensa mobilização mundial. São milhões de anônimos que cantam e gritam contra a agressão aos palestinos; nos unimos também aos judeus que, dentro e fora de Israel, se opõem à agressão continuada e à violação sistemática de direitos por parte do governo sionista contra cada ser humano. Compartilhamos este sentimento de indignação, nos sentimos desonrados pelos líderes mundiais que legitimam e promovem semelhante desastre humano.
Elevamos nossa voz de protesto ante a lamentável manipulação da informação sobre este genocídio; ante a imprensa que banaliza e oculta descaradamente tanta ignomínia; frente aos que endossam o opróbio com textos pretensamente acadêmicos e aos que exaltam o crime em informativos audiovisuais e noticiários. São meios de propaganda, não de comunicação, a serviço da confusão e de um mesquinho interesse.
Apoiamos, sem evasivas, os que insistem em comunicar com veracidade, em denunciar com honestidade o que se passa na Palestina hoje, e os que convocam um diálogo franco e permanente sobre valores e princípios comuns entre os diferentes povos do mundo.
Hoje, frente à impotência do poder destrutivo das armas, usamos a palavra como ação direta para dizer que o que hoje acontece na Palestina, sim, é conosco. Afirmamos que se deve amplificar a ressonância da poesia, da arte, do pensamento humanista, para pôr em questão a realidade, para provocar uma comoção na sensibilidade e na inteligência, para preservar a esperança. Um livro, um poema, uma melodia, uma pintura, ou qualquer outra manifestação artística, são ações de resistência e provocam mudanças simbólicas na ação humana, na forma de perceber o mundo.
Nós, recorrendo à inteligência, à sensatez e ao humanismo, exigimos prioritariamente um imediato cessar fogo e o estabelecimento de novos acordos de paz, vigiados por uma comunidade internacional guiada por um espírito de justiça e tolerância, que possam propiciar o fim desta longa discórdia entre Palestina e Israel e o início de uma paz necessária e duradoura.
Exigimos também que seja respeitado o direito do povo palestino a viver em seu território em paz e em completa liberdade, reconhecimento que compete não só a Israel, Estados Unidos e demais nações, mas a todos aqueles que cremos na convivência pacífica entre os seres humanos.
Assinado por:

9 de novembro de 2023

 

النسخة العربية [Arabic version]

 

 رسالة مفتوحة من الكتاب والفنانين والإنسانيين من أمريكا اللاتينية دعما للشعب الفلسطيني

 

من كتبنا هذه الرسالة، كتاب وفنانون وإنسانيون ومواطنون، من أمريكا اللاتينية التي تُعرَف أنها مزيج ومدافعة عن الفكر التعددي، نعلن رفضنا لعدوان الحكومة الإسرائيلية على السكان الفلسطينيين والتزامنا بالدفاع عن الحياة والعدالة والحرية وحقوق الإنسان وتقرير مصير الشعوب والسلام.

إننا نرفض الهمجية الاستعمارية التي تمارسها الحكومة الإسرائيلية وجيشها في الأراضي الفلسطينية منذ عام 1948، والتي تحميها الأطروحات العنصرية التي لا تطاق حول “مساحة العيش” التي اشتهرت منذ قرن مضى في وسط أوروبا والتي أصبحت نسختها الحالية هي الفصل العنصري والإبادة الجماعية. لقد تجاهلت إسرائيل بشكل منهجي العديد من قرارات الأمم المتحدة،  وتنتهك معاهدات حقوق الإنسان الدولية، وتنكر حق فلسطين غير القابل للتصرف في تقرير المصير وتأسيس نفسها كدولة مستقلة. هناك حاجة ملحة لنظام ديمقراطي للجميع.

نحن لا نواجه حرباً نظامية. إننا نواجه هجمات غير متناسبة، قبل خطة منهجية للتطهير العرقي، قبل الإبادة الجماعية ضد السكان الفلسطينيين. تتم هذه الأعمال الظالمة والوحشية باسم “الدفاع الشرعي”، أو الديمقراطية، أو عدالة العين بالعين، أو الحضارة الغربية. إنهم يستخدمون فكرة مبتذلة وغير شريفة عن الثقافة والحضارة. تستخدم إسرائيل الأراضي الفلسطينية كأرضية تجارب عسكرية منذ عقود، حيث تنفذ مشروع تهجير الفلسطينيين والاستيلاء على أراضيهم ومواردهم. إن الإرهاب الذي ينشره الجيش الإسرائيلي وشركاؤه في أمريكا الشمالية وأوروبا، ورجال الأعمال ومسؤولو الحرب الذين يستفيدون اليوم ويتفاخرون بمنطق الموت هذا، يأتي من واحدة من أقوى الصناعات الحربية في العالم، التي تروج للعنف في كل مكان بما في ذلك بلداننا.

ويقدم البعض القصف العشوائي للمدنيين ، رجالا ونساء وفتيان وفتيات ، في أي مكان في العالم ، كشيء طبيعي في صراعات عصرنا. هناك من يفسرها من عقلانية الحرب ومنطقها البراغماتي والآلي. هذا ببساطة سخيف. يكفي الاعتراف بذلك بالفعل. وكل قصف ، وكل هجوم عشوائي على المدنيين العزل ، بمن فيهم الإسرائيليون ، أمر يستحق الشجب. لهذا السبب نقول لا أكثر!

إننا نضم صوتنا إلى صوت كل من يشارك، بتواضع وشجاعة، في التعبئة العالمية الهائلة. هناك الملايين من المجهولين الذين يغنون ويهتفون ضد العدوان على الفلسطينيين؛ كما أننا ننضم إلى اليهود الذين، داخل إسرائيل وخارجها، يعارضون العدوان المستمر والانتهاك الممنهج للحقوق من قبل الحكومة الصهيونية ضد كل إنسان. إننا نشاطر هذا الشعور بالسخط، ونشعر بالعار من جانب زعماء العالم الذين يضفون الشرعية على مثل هذه الكارثة الإنسانية ويعززونها.

إننا نرفع صوتنا احتجاجا على التعامل المؤسف مع المعلومات المتعلقة بهذه الإبادة؛ وأمام الصحافة التي تستهين وتخفي الكثير من الخزي بلا خجل؛ ضد أولئك الذين يؤيدون الازدراء بالنصوص التي من المفترض أن تكون أكاديمية وأولئك الذين يمجِّدون الجريمة من الصحف والمجلات، من البرامج الإخبارية المسموعة والمرئية ونشرات الأخبار. إنها وسائل دعاية، وليست وسائل إعلام، لخدمة البلبلة والمصالح التافهة.

إننا ندعم، دون تردد، أولئك الذين يصرون على الإعلام بصراحة، وعلى التنديد بصدق بما يحدث في فلسطين اليوم، والذين يدعون إلى حوار صريح ودائم حول القيم والمبادئ المشتركة بين مختلف شعوب العالم.

اليوم، أمام العجز الناجم عن القوة التدميرية للسلاح، نستخدم الكلمة كفعل مباشر لنقول إن ما يحدث اليوم في فلسطين هو معنا. ونؤكد أنه لا بد من تضخيم صدى الشعر والفن والفكر الإنساني، للتشكيك في الواقع، ولإثارة ضجة في الحساسية والذكاء، للحفاظ على الأمل. إن الكتاب، أو القصيدة، أو اللحن، أو اللوحة، أو أي مظهر فني آخر، هي أعمال مقاومة وتسبب تغييرات رمزية في الفعل الإنساني، في طريقة إدراك العالم.

إننا ، باللجوء إلى الذكاء والحكمة والإنسانية ، نطالب على سبيل الأولوية بوقف فوري لإطلاق النار وإبرام اتفاقيات سلام جديدة ، يراقبها مجتمع دولي يسترشد بروح العدالة والتسامح ، مما يمكن أن يؤدي إلى إنهاء هذا الخلاف الطويل بين فلسطين وإسرائيل وبداية سلام ضروري ودائم.

كما نطالب باحترام حق الشعب الفلسطيني بالعيش في أرضه وينعم فيها بالسلام والحرية الكاملة، وهو اعتراف لا يقع على عاتق إسرائيل والولايات المتحدة والدول الأخرى فحسب، بل على عاتق جميع أولئك الذين يؤمنون بالتعايش السلمي بين البشر

09.11.2023

Para suscribir la carta  PULSE AQUÍ

Quienes suscribimos esta carta, escritores, artistas, humanistas y ciudadanos, desde esta América latina que se sabe mestiza y defensora del pensamiento plural, declaramos nuestro rechazo a la agresión del gobierno de Israel contra la población palestina y nuestro compromiso en defensa de la vida, la justicia, la libertad, los derechos humanos, la autodeterminación de los pueblos y la paz.

 

Repudiamos la barbarie colonizadora en el territorio palestino por parte del gobierno israelí y su ejército, que ha tenido lugar desde 1948, amparados por las intolerables tesis racistas del “espacio vital” que hace un siglo se hicieron célebres en el centro de Europa y cuya versión actual son el apartheid y el genocidio. Israel sistemáticamente ha ignorado las numerosas resoluciones de Naciones Unidas, viola los tratados del Derecho Internacional Humanitario y niega el derecho inalienable de Palestina a la autodeterminación y a constituirse como estado independiente. Es urgente allí un régimen democrático para todos y todas.

 

No estamos ante una guerra regular. Estamos ante ataques desproporcionados, ante un plan sistemático de limpieza étnica, ante un genocidio contra la población palestina. Estos actos injustos y despiadados se hacen en nombre de una “legítima defensa”, de la democracia, de la justicia del talión, o de la civilización occidental. Usan una manida y deshonesta idea de cultura y civilización. Israel lleva décadas usando el territorio palestino como su campo de pruebas militares, adelanta un proyecto de desplazamiento de los palestinos, la apropiación de sus territorios y recursos. El terror que despliega el ejército de Israel, sus socios norteamericanos y europeos, los empresarios y funcionarios de la guerra que hoy se lucran y se encumbran con esta lógica de muerte, proviene de una de las más poderosas industrias bélicas del mundo, promotora de violencia por doquier, incluidos nuestros países.

 

Algunos presentan los bombardeos indiscriminados a civiles, a hombres, mujeres, niños y niñas, en cualquier lugar del mundo, como algo normal en los conflictos de nuestro tiempo. Hay quienes lo explican desde la racionalidad de la guerra y su lógica pragmática e instrumental. Eso es sencillamente absurdo. Basta ya de admitirlo. Cada bombardeo, cada ataque indiscriminado contra civiles indefensos, incluidos los israelíes, es repudiable. Por eso decimos ¡no más!

 

Nos sumamos a la voz de todo aquel o aquella que, con humildad y valor, participa de la inmensa movilización mundial. Son millones de anónimos que cantan y gritan en contra de la agresión a los palestinos; nos unimos también a los judíos que, dentro y fuera de Israel, se oponen a la agresión continuada y a la violación sistemática de derechos por parte del gobierno sionista contra cada ser humano. Compartimos este sentimiento de indignación, nos sentimos deshonrados por los líderes mundiales que legitiman y promueven semejante desastre humano.

 

Elevamos nuestra voz de protesta ante el lamentable manejo de la información sobre este genocidio; ante la prensa que banaliza y oculta descaradamente tanta ignominia; frente a los que avalan el oprobio con textos pretendidamente académicos y a los que exaltan el crimen desde periódicos y revistas, desde informativos audiovisuales y noticieros. Son medios de propaganda, no de comunicación, al servicio de la confusión y de un mezquino interés.

 

Apoyamos, sin ambages, a los que insisten en comunicar verazmente, en denunciar con honestidad lo que pasa en Palestina hoy, y a quienes convocan un diálogo franco y permanente sobre valores y principios comunes entre los diferentes pueblos del mundo.

 

Hoy, frente a la impotencia por el poder destructivo de las armas, usamos la palabra como acción directa para decir que lo que hoy sucede en Palestina sí es con nosotros. Afirmamos que debe amplificarse la resonancia de la poesía, el arte, el pensamiento humanista, para poner en cuestión la realidad, para provocar una conmoción en la sensibilidad y la inteligencia, para preservar la esperanza. Un libro, un poema, una melodía, una pintura, o cualquier otra manifestación artística, son acciones de resistencia y provocan cambios simbólicos en la acción humana, en la forma de percibir el mundo.

 

Nosotros, acudiendo a la inteligencia, la sensatez y el humanismo, exigimos prioritariamente un inmediato cese al fuego y el establecimiento de nuevos acuerdos de paz, vigilados por una comunidad internacional guiada por un espíritu de justicia y tolerancia, que puedan propiciar el final de esta larga discordia entre Palestina e Israel y el inicio de una paz necesaria y duradera.

 

Exigimos también que sea respetado el derecho del pueblo palestino a vivir en su territorio en paz y en completa libertad, reconocimiento que compete no solo a Israel, Estados Unidos y demás naciones, sino a todos aquellos que creemos en la convivencia pacífica entre los seres humanos.

 

9 de noviembre de 2023

 

Firmado por:

 

  1. Pablo Montoya, Escritor, Colombia.
  2. Juan Manuel Roca, Poeta, Colombia.
  3. Luz Helena Cordero Villamizar, Escritora, Colombia.
  4. Felipe Agudelo Tenorio, Escritor, Colombia.
  5. Efrén Piña Rivera, Sociólogo, Colombia.
  6. Omar Ardila, Poeta, Colombia.
  7. Iván Darío Álvarez, Dramaturgo, Colombia.
  8. Juan David Correa, Escritor y Ministro de Cultura, Colombia.
  9. José María Espinasa, Poeta, México.
  10. Jaime Londoño, Poeta, Colombia.
  11. Orietta Lozano, Poeta, Colombia.
  12. Selnich Vivas, Poeta, Colombia.
  13. Freddy Ñañez, Poeta, Venezuela.
  14. Luz Mary Giraldo, Poeta, Colombia.
  15. Lauren Mendinueta, Poeta, Colombia.
  16. Ángela García, Poeta, Colombia.
  17. Giovanna Benedetti, Escritora, Panamá.
  18. Fernando Rendón, Poeta, Colombia.
  19. Carolina Bustos Beltrán, Poeta, Colombia.
  20. Luis Germán Sierra, Escritor, Colombia.
  21. Celedonio Orjuela, Poeta, Colombia.
  22. José Ángel Leyva, Poeta, México.
  23. Guido Tamayo, Escritor, Colombia.
  24. Carolina Sánchez Pinzón, Poeta, Colombia.
  25. Felipe I Echenique March, HistoriadorINAH, México.
  26. Omar Ortiz, Poeta, Colombia.
  27. Monique Facuseh, Poeta, Colombia.
  28. Fredy Yezed, Poeta, Colombia.
  29. Hernán Vargascarreño, Poeta, Colombia.
  30. Nelson Romero, Poeta, Colombia.
  31. Adriana Hoyos, Poeta, Colombia.
  32. Fredy Chikangana, Poeta, Colombia.
  33. Yirama Castaño, Poeta, Colombia.
  34. Lucía Estrada, Poeta, Colombia.
  35. Leticia Luna, Poeta, México.
  36. Patricia Ariza, Artista, Colombia.
  37. Ricardo Coral-Dorado, Cineasta, Colombia.
  38. Sonia Martínez Ruhana, Abogada, Colombia.
  39. Gloria Arias Nieto, Columnista, Colombia.
  40. Camilo González Posso, Indepaz, Colombia.
  41. Ana Esther Ceceña, Geopolitóloga, México.
  42. Laura Restrepo, Escritora, Colombia.
  43. Ricardo Sánchez Ángel, Profesor, Colombia.
  44. Stephany Rojas Wagner, Poeta, Colombia.
  45. Alejandro Jaramillo Hoyos, Artista, Colombia.
  46. Víctor de Currea-Lugo, Periodista, Colombia.
  47. Lisandro Duque Naranjo, Cineasta, Colombia.
  48. Teresa Calderón, Poeta, Chile.
  49. Fernando Cruz Kronfly, Escritor, Colombia.
  50. Silvana Rabinovich, Filósofa, México.
  51. Odette Yidi, Profesora, Colombia.
  52. Mery Yolanda Sánchez Bocanegra, Poeta, Colombia.
  53. Rocío Castro Sánchez, Psicóloga, Colombia.
  54. Marta Jeannette Godoy, Psicóloga, Colombia.
  55. Antonio Morales Rivera, Periodista, Colombia.
  56. Jesús Abad Colorado López, PeriodistaFotógrafo, Colombia.
  57. Socorro Ramírez, profesora, Colombia.
  58. Martha Stella Castaño Osorio, Psicóloga, Colombia.
  59. Elisabeth Ungar, Politóloga, Colombia.
  60. Laura García, Actriz, Colombia.
  61. Fany Betancourth Hormiga, Psicóloga, Colombia.
  62. Marco Raúl Mejía Jiménez, Educador, Colombia.
  63. Pedro Arturo Estrada, Poeta, Colombia.
  64. Juan G Ramírez, Poeta, Colombia.
  65. Carlos Satizábal, poeta, Colombia.
  66. Andrés Arias, Escritor, Colombia.
  67. Víctor Ogliastri, Periodista, Colombia.
  68. Paul Brito, Escritor, Colombia.
  69. Teresa Shaw Uriote, Poeta, España.
  70. Elsa Cristina Posada Rodríguez, Poeta, Colombia.
  71. Jaime Alonso Muñoz, Periodista, Colombia.
  72. Andrea Cote, Poeta, Colombia.
  73. David Cortés Cabán, Poeta, Puerto Rico.
  74. Francisco Díaz-Granados, Poeta, Colombia.
  75. Héctor Cañón Hurtado, Poeta, Colombia.
  76. Olga Bula, Escritora, Colombia.
  77. Ivonne Caicedo, Artista, Colombia.
  78. María Tabares, Poeta, Colombia.
  79. Guillermo Pilia, Poeta, Argentina.
  80. Mónica Triana, Poeta, Colombia.
  81. Zamira Lozano Bechara, Escritora, Colombia.
  82. Eduardo Diaz Uribe, Economista, Colombia.
  83. Julio Rincón, Médico, Colombia.
  84. Jaime Caycedo Turriago, Antropólogo, Colombia.
  85. Carlos Luis Torres, Escritor, Colombia.
  86. Jorge Mario Múnera, Fotógrafo, Colombia.
  87. Andrés Arredondo, Antropólogo, Colombia.
  88. Gustavo Barrera, Poeta, Chile.
  89. Anabel Torres, Poeta, Colombia.
  90. Alejandra Jaramillo Morales, Escritora, Colombia.
  91. Alfonso Carvajal, Escritor, Colombia.
  92. Juan Diego Serrano, Escritor, Colombia.
  93. Yanina Audisio, Poeta, Argentina.
  94. Nadia Zabala Castañeda, Ciudadana, Colombia.
  95. Gustavo Adolfo Renjifo, Músico, Colombia.
  96. Guillermo Enrique Linero Montes, Escritor, Colombia.
  97. Alfredo Molano Jimeno, Investigador, Colombia.
  98. Maritza Adriana García Arias, Traductora, Colombia.
  99. Germán A Ossa, Crítico de cine, Colombia.
  100. Javier Orlando Muñoz, filósofo, Colombia.
  101. Hernán Darío Correa Correa, Sociólogo, Colombia.
  102. Julio César Londoño, Escritor, Colombia.
  103. Harold Córdoba Paz, Escritor, Colombia.
  104. Tomás Palomares Serrato, Artista, Colombia.
  105. Jaidiver Ojeda Insuasti, Docente, Colombia.
  106. Arturo Neira Gómez, Escritor, Colombia.
  107. Rómulo Bustos Aguirre, Escritor, Colombia.
  108. María Angélica Pumarejo, Escritora, Colombia.
  109. Silvia Miguens, Escritora, Argentina.
  110. Leopoldo Novoa, Músico, Colombia.
  111. Jorge Arcila, dramaturgo, Colombia.
  112. Carlos Gaviria, Director de cine, Colombia.
  113. Antonio Correa Losada, Poeta, Colombia.
  114. Manuel López, Maestro, Colombia.
  115. Juan Esteban Londoño, Poeta, Colombia.
  116. Andrés Posada, Músico, Colombia.
  117. Andrés Morales, Poeta, Chile.
  118. Claudia Plazas, Actriz, Colombia.
  119. Jairo Oliveros Ramírez, Profesor, Colombia.
  120. Henry Romero Chivatá, Actor, Colombia.
  121. Fadir Delgado Acosta, Escritora, Colombia.
  122. Amadeo González, Escritor, Colombia.
  123. Pedro Licona, Escritor, Colombia.
  124. Luisa Soraya Vega Díaz, Filósofa, Colombia.
  125. Iliana Marún, Psicóloga, Colombia.
  126. Manuel Pachón, Poeta, Colombia.
  127. Felipe Paz, Director de cine, Colombia.
  128. Rodrigo Hernández, Abogado, Colombia.
  129. Emiliano José da Silva Filho, Escritor, Brasil.
  130. Maria Dolores Bastos Laborda, Cineasta, Brasil.
  131. Josefa Gómez Patiño, Enfermera, Colombia.
  132. Francisco Guillermo Da Costa, Pacifista, Argentina.
  133. Esmir Garcés, Poeta, Colombia.
  134. Óscar Ernesto Rueda Vega, Ciudadano, Colombia.
  135. Viviana Roa Cordero, Docente, Colombia.
  136. Martha Hazbún, Pintora, Colombia.
  137. Gloria Elena Carrillo, Maestra, Colombia.
  138. Carolina Ardila, Profesora, Colombia.
  139. Gabriel Andrés Posada Montoya, Artista, Colombia.
  140. Luz Eugenia Sierra, Editora, Colombia.
  141. Alcira Aguilera Morales, Docente, Colombia.
  142. Adriana Urrea, Filósofa, Colombia.
  143. Henry Posada, Gestor, Colombia.
  144. Nora Carbonell Muñoz, Poeta, Colombia.
  145. Ela Cuavas Acosta, Poeta, Colombia.
  146. Lya Sierra González, Poeta, Colombia.
  147. Juan Carlos Jiménez Diaz, Docente, Colombia.
  148. Amadeo Clavijo Ramírez, Docente, Colombia.
  149. Shirley Corredor Rodero, Trabajadora Social, Colombia.
  150. Isbelena Rodríguez Sánchez, Solidaria, Colombia.
  151. Luisa Fernanda Álvarez Ramírez, Enfermera, Colombia.
  152. Elvira Alejandra Quintero, Escritora, Colombia.
  153. John Junieles, Escritor, Colombia.
  154. Gabriel Arturo Castro, Escritor, Colombia.
  155. Luz Ángela Caldas, Poeta, Colombia.
  156. Consuelo Ahumada, Investigadora, Colombia.
  157. Jineth Ardila, Editora, Colombia.
  158. Ana María Jaramillo, Escritora, Colombia.
  159. Hansbleidy Lancheros Guerrero, Titiritera, Colombia.
  160. Yenny Sánchez, Titiritera, Colombia.
  161. Juan Guillermo Ramírez, Crítico de cine, Colombia.
  162. Andrés Pinzón, Escritor, Colombia.
  163. Adolfo Villafuerte, Escritor, Colombia.
  164. Javier Alarcón, Artista, Colombia.
  165. Julián Barajas, Poeta, Colombia.
  166. Luis Ovidio Ramírez A, Músico, Colombia.
  167. Luis Quiroz, Filólogo, Colombia.
  168. Juan Carlos Murcia, Librero, Colombia.
  169. Ricardo Contreras Suárez, Poeta, Colombia.
  170. Luis Carlos Toro, Historiador, Colombia.
  171. Rafael Velásquez, Historiador, Colombia.
  172. Andrés Arango, Historiador, Colombia.
  173. Santiago Gómez, Escritor, Colombia.
  174. Lina Ibáñez, Editora, Colombia.
  175. Luis Horacio Muñoz, Abogado, Colombia.
  176. María Suárez, Ciudadana, Colombia.
  177. Elena Correa, Psicóloga, Colombia.
  178. Patricia Castañeda, Comunicadora, Colombia.
  179. Víctor López Rache, Escritor, Colombia.
  180. Sandra Uribe, Poeta, Colombia.
  181. Camila Charry Noriega, Poeta, Colombia.
  182. Michel Cassir, Editor, Francia.
  183. Robinson Quintero Ossa, Poeta, Colombia.
  184. Santiago Uribe S Ángel, Pintor, Colombia.
  185. Jaime Ochoa, Humanista, Colombia.
  186. Henry Díaz Vargas, Dramaturgo, Colombia.
  187. Julia Patricia Collazos Lago, Ciudadana, Colombia.
  188. Jaime Echeverri, Escritor, Colombia.
  189. Heriberto López Pérez, Poeta, Colombia.
  190. María del Pilar Zea Vargas, Pintora, Colombia.
  191. Dulfary Salamanca, Actriz, España.
  192. Blanca Inés Jiménez, Escritora, Colombia.
  193. Idania Ortiz Muñoz, Poeta, Colombia.
  194. Constanza Duque, Actriz, Colombia.
  195. Manuel Arias Casas, Guionista, Colombia.
  196. Jacqueline Osorio Olarte, Actriz, Colombia.
  197. Pedro Badran Padaui, Escritor, Colombia.
  198. Laura Bolaño, Guionista, Colombia.
  199. Johanna Salamanca, Estudiante, Colombia.
  200. Víctor Darío Burbano Hueso, Licenciado, Colombia.
  201. David Escobar, Documentalista, Colombia.
  202. Ella Becerra, Actriz, Colombia.
  203. Gloria Amparo Alzate Castaño, Socióloga, Colombia.
  204. Liliana Escobar, Actriz, Colombia.
  205. Vicky Hernández Salcedo, Actriz, Colombia.
  206. Martha Lucía Castañeda, Antropóloga, Colombia.
  207. Raúl Plazas Galindo, Filósofo, Colombia.
  208. Antonio Acevedo Linares, Escritor, Colombia.
  209. José Fabio Naranjo Mesa, Sociólogo, Colombia.
  210. Rodrigo de Jesús Jaramillo Salgado, Músico, Colombia.
  211. Carmenza Gómez Galofre, Actriz, Colombia.
  212. Carlos Alfredo Caycedo Bolaños, Actor, Colombia.
  213. Adriana María Pinzón Devia, Artista, Colombia.
  214. Carlos Alberto Gómez Cárdenas, Ciudadano, Colombia.
  215. Edward Ian Govia Omaña, Sociólogo, Venezuela.
  216. David Emilio Quevedo Zapata, Profesor, Colombia.
  217. Juan Pablo Félix, Cineasta, Colombia.
  218. Mario Arenas Sepúlveda, Docente, Colombia.
  219. Carlos Fajardo Fajardo, Poeta, Colombia.
  220. Lorena Andrea López Cupita, Docente, Colombia.
  221. Rosalba Silva Esquivel, Artista, Colombia.
  222. Jorge Humberto Molina Ochoa, Profesor, Colombia.
  223. John Jiménez, Economista, Colombia.
  224. Omar Garzón, Poeta, Colombia.
  225. Santiago Piedrahita, Docente, Colombia.
  226. Ruth Rodríguez Rodríguez, Terapeuta, Venezuela.
  227. Luz Elvira Angarita Jiménez, Ambientalista, Colombia.
  228. Viviana Katerine Bohórquez Parra, Ciudadana, Colombia.
  229. Vanessa Guerrero, Docente, Colombia.
  230. Marllin Andrea Gutiérrez Fandiño, Administradora, Colombia.
  231. Ana Isabel García Castrillón, Maestra, Colombia.
  232. Luis Alberto Rahal Garios, Escritor, Colombia.
  233. Carlos Alberto Lugo Angulo, Cantautor, Colombia.
  234. Fausto Marcelo Ávila Ávila, Escritor, Colombia.
  235. Álvaro Gasca Coronado, Artista, Colombia.
  236. Marlon Puentes, Humanista, Colombia.
  237. Ciro Eduardo Becerra Rodríguez, Docente, Colombia.
  238. Luz Marina López Espinosa, Periodista, Colombia.
  239. Herminia Alemany, Profesora, Puerto Rico.
  240. Victor Rojas, Escritor, Suecia.
  241. Edinson Fierro, Escritor, Colombia.
  242. Maríamatilde Rodríguez, Poeta, Colombia.
  243. Ricardo José Mendoza Torres, Ambientalista, Colombia.
  244. Francisco Ochoa, Médico, Colombia.
  245. Jorge Bedoya, Ciudadano, Colombia.
  246. Umberto Senegal, Escritor, Colombia.
  247. Ivonne Sánchez Barea, Poeta, España.
  248. Melkin Buitrago, Radialista, Colombia.
  249. Vielsi Arias, Poeta, Venezuela.
  250. Eduardo González, Diseñador, Colombia.
  251. María Fernanda Lara Ochoa, Poeta, México.
  252. José Roselved Pérez González, Docente, Colombia.
  253. Carlos Aprea, Escritor, Argentina.
  254. Nanny Katina Portaccio, Humanista, Colombia.
  255. Rosa María Berlanga Benito, Abogada, España.
  256. Guillermo Tovar Torres, Poeta, Colombia.
  257. Liliana Lukin, Escritora, Argentina.
  258. Raúl Guzmán González, Filósofo, Colombia.
  259. Judith Bautista Fajardo, Escritora, Colombia.
  260. Marcel Bertolesi, Bibliotecólogo, Argentina.
  261. Julio César Borromé Nava, Escritor, Venezuela.
  262. Rosaura Mestizo Mayorga, Poeta, Colombia.
  263. Carolina Cárdenas Jiménez, Escritor, Colombia/Chile.
  264. Humberto José Avilés Bermúdez, Poeta, Nicaragua.
  265. Eleazar Marín, Poeta, Venezuela.
  266. Edgard Raúl Polito, Ensayista, Argentina.
  267. María José Cabezas Corcione, Poeta, Chile.
  268. Alfredo Valderrama Vivas, Teatro, Colombia.
  269. Iván Posada, Economista, Colombia.
  270. Paula Abramo, Escritora, México.
  271. Óscar de Pablo, Escritor, México.
  272. Mirimarit Paradas, Poeta, Venezuela.
  273. Ninfa María Monasterios Guevara, Poeta, Venezuela.
  274. Elías Díaz, Escritor, Colombia.
  275. Carolina Saldivia Benítez, Artista, Chile.
  276. Iliana Marún Torres, Poeta, Colombia.
  277. Shadia Margarita Kuzmar Jassir, Abogada, Colombia.
  278. Luis Velásquez Cortesía, Poeta, Venezuela.
  279. Anid Jocabed Martínez Parra, Poeta, Colombia.
  280. Adriana Abuchaibe Moran, Internacionalista, Colombia.
  281. Nicolás Romano, Escritor, Argentina.
  282. José Papel Sosa, EduComunicador, Venezuela.
  283. Henry Colmenares Castillo, Poeta, Venezuela.
  284. Santiago Gómez Obando, Educador, Colombia.
  285. Elidia Torralbo, Escritora, España.
  286. Esteban Ortiz Montoya, Educador, Colombia.
  287. Danna Marcela Roman Salamanca, Estudiante, Colombia.
  288. Hugo Garduño, Escritor, México.
  289. Julio César Correa Díaz, Poeta, Colombia.
  290. Bárbara Lins, Librera, Colombia.
  291. Gonzalo Jiménez Rodríguez, Profesor, Colombia.
  292. Iván Méndez, Trabajador cultural, Colombia.
  293. Jorge Iván García Arbeláez, Escritor, Colombia.
  294. Carolina Bustos, Socióloga, Colombia.
  295. José G Correa, Poeta, Venezuela.
  296. Sara Oportus, Escritora, Argentina.
  297. Héctor Hernando Farfán Quecan, Dibujante, Colombia.
  298. Diana Alexandra Mendoza, Antropóloga, Colombia.
  299. Olvido Partearroyo Lacaba, Bibliotecaria, España.
  300. Guido Rafael Liñán Sarabia, Docente, Colombia.
  301. Luis Alberto Bonilla Cárdenas, Psicólogo, Colombia.
  302. Andrés Acuña Bohórquez, Abogado, Colombia.
  303. Bartolomé Cavallo, Actor, Venezuela.
  304. Martha Azucena Cortes Morales, Docente, Colombia.
  305. Martha Ortiz, Poeta, Colombia.
  306. Kathy Duran Fontanilla, Escritora, Colombia.
  307. Netty Del Valle Espinosa, Aprendiz, Colombia.
  308. Jorge Alfredo López Garcés, Escribidor, Colombia.
  309. Vanessa Torres Mayorga, Escritora, Colombia/USA.
  310. Maria Elvia Dominguez Blanco, Docente, Colombia.
  311. Nathalia Milena Castro, Literata, Colombia.
  312. Giovanna Robinson Rangel, Poeta, Colombia.
  313. Agustín Mazzini, Poeta, Argentina.
  314. Mario Armando Jiménez Medina, Escritor, Colombia.
  315. Mónica Lucía Suárez Beltrán, Escritora, Colombia.
  316. John Fitzgerald Torres, Escritor, Colombia.
  317. Ayran Riascos Mondragón, Escritor, Colombia.
  318. Carlos Alíes, Diseñador Gráfico, Colombia.
  319. Mauricio Albeiro Montoya Vásquez, Docente, Colombia.
  320. Hernando Ardila González, Poeta, Colombia.
  321. Carlos Alberto Rincón Oñate, Profesor, Colombia.
  322. Mariana Ossa Zapata, Poeta, Colombia.
  323. Maria Laura Decesare, Poeta, Argentina.
  324. José Ortiz, Poeta, Venezuela.
  325. Alberto Blandón, Escritor, Colombia.
  326. Myriam Cordero Villamizar, Ciudadana, Colombia.
  327. Hernando Cabarcas Antequera, Inventorcultural, Colombia.
  328. Lasse Söderberg, Poeta, Suecia.
  329. Pepe Viñoles, Artista, Suecia.
  330. Andrés Díaz, Docente, Colombia.
  331. Juan Pablo Roa, Poeta, España/Colombia.
  332. Juan Carlos Acevedo Ramos, Escritor, Colombia.
  333. Francy Liliana Díaz Rozo, Poeta, Colombia.
  334. Jorge Enrique Sastoque Hidalgo, Abogado, Colombia.
  335. Márlet Ríos, Escritor, Perú.
  336. Nikolay Rodríguez, Poeta, Colombia.
  337. Samuel Jaramillo, Poeta, Colombia.
  338. Clara Sofía Díaz Rojas, Editora, Colombia.
  339. Hernán Gerardo Flores Valdiviezo, Poeta, Perú.
  340. Karen Danitza Tapias Miranda, Cuidadora, Colombia.
  341. Gincy Zárate Mendivelso, Docente, Colombia.
  342. Gerardo Mantilla, Ciudadano, Colombia.
  343. Otoniel Guevara, Poeta, El Salvador.
  344. Edith Muñoz, Sistemas, Colombia.
  345. Olga Josefina Villadiego Gamarra, Docente, Colombia.
  346. Patricia Lucia Iriarte Diazgranados, Escritora, Colombia.
  347. Gloria Nieto, Ciudadana, Colombia.
  348. Poly Oteiza, Agrónoma, Chile.
  349. Bibiana Jeannette Escobar Suarez, Médica, Colombia.
  350. Nelly Gertrudys Osorio Duarte, Abogada, Colombia.
  351. Ángela Briceño, Poeta, Colombia.
  352. Karolina Koglot, Restauradora, Venezuela.
  353. Soad Amira Yusef, Médico, Colombia.
  354. Diana Carol Forero, Poeta, Colombia.
  355. Carmiña López Méndez, Profesora, Colombia.
  356. Alejandra Karina Flórez Bayona, docente, Colombia.
  357. Daniela Castro Zuluaga, Médico, Colombia.
  358. Patricia Camacho Quintos, Poeta, México.
  359. Isabel Cristina Bedoya-Calvo, Profesora, Colombia.
  360. Jawad Yasser Yusef Mejía, Ingeniero, Colombia.
  361. Rodrigo Karmy, Filosofo, Chile.
  362. Camila Alves Da Costa, Pesquisadora, Brasil.
  363. Johana Ruíz Mejía, Médica, Colombia.
  364. Francisco de Paula Beltrán Peña, Profesor, Colombia.
  365. Leonor Ines Pepper Bergholz, Académica, Chile.
  366. Eduardo Mosches, Poeta, México.
  367. Ibeth Nieves Giraldo, Social, Colombia.
  368. Luis Fernando Cordero Villamizar, Psicólogo, Colombia.
  369. Elizabeth Diaz, Psicóloga, Colombia.
  370. Mauricio Cordero, Ingeniero, Colombia.
  371. Luis Eduardo Enríquez Sigcha, Misionero, Ecuador.
  372. Sara Quevedo, Bailarina, Colombia.
  373. Mia Dragnic, Socióloga, Chile.
  374. Sofia Gutiérrez M, Antropóloga, Colombia.
  375. Yanet Vargas Muñoz, Ciudadana, Colombia.
  376. Saaid Jamis Tovar, Vago insumiso, Colombia.
  377. Grissel Gómez Estrada, Escritora, México.
  378. Nidia Eunice Naranjo Hoyos, Artista, Colombia.
  379. Luz Mery Mahecha Gutiérrez, Psicóloga, Colombia.
  380. Carlos Cordero, Montajista, Colombia.
  381. Adriana Rodríguez Molano, Docente, Colombia.
  382. Rosario Bonilla, Socióloga, Colombia.
  383. Gustavo Eduardo Carrasquilla Villa, Médico, Colombia.
  384. Patricia del Villar, Librera, Argentina.
  385. José Ignacio López Vigil, Comunicador, Ecuador.
  386. Magali Bidabehere, Docente, Argentina.
  387. Antonio Mora Vélez, Escritor, Colombia.
  388. Noah Rodríguez, Editor, Colombia/USA.
  389. Cecilia Castellon Jabba, Escritora, Colombia.
  390. Carlos Alberto Merchán Basabe, Poeta, Colombia.
  391. Osvaldo Tello Bianchi, Psicólogo, Chile.
  392. Kattya Morán González, Ciudadana, Colombia.
  393. Catalina Sáenz Ávila, Trabajadora Social, Colombia.
  394. María del Pilar Beltrán Hernández, Reikista, México.
  395. Melissa González, Humanista, Colombia.
  396. Raúl Flórez Duque, Profesor, Colombia.
  397. Rosalía Mowgli, Guitarrista, Colombia/España.
  398. Daniel Montoya, Poeta, Colombia.
  399. Amalia Gieschen, Periodista, Argentina.
  400. Enrique Gutiérrez Vega, Psiquiatra, Colombia.
  401. Hugo Germán Reyes Guerrero, Psiquiatra, Colombia.
  402. Mario Rey, Profesor, México/Colombia.
  403. Miguel Orlando Carrillo Ramos, Artista, Colombia.
  404. Alejandra Toro Murillo, Editora, Colombia.
  405. Mateo Calderón David, Poeta, Colombia.
  406. Susana Nivia Gil, Editora, Colombia.
  407. Jorge Souza Jauffred, Poeta, México.
  408. Ricardo Manuel Ramírez Aguirre, Médico, Ecuador.
  409. Ivan Grizzle, Poeta, Cuba.
  410. Amparo Hernández, Investigadora, Colombia.
  411. Nacho Castro, Músico, Colombia.
  412. Álvaro José Barros Melo, Poeta, Venezuela.
  413. Harold Moreno Vargas, Artista, Colombia.
  414. Mohsen Emadi, Poeta, México/Irán.
  415. Raiza Josefina Corredor Mendoza, Artista, Venezuela.
  416. Mario Ramírez-Orozco, Profesor, Colombia/Noruega.
  417. Gabriel Oseas Barrios, Enfermero, El Salvador/Noruega.
  418. Martha Helena Montoya Vélez, Profesora, México.
  419. Cristian Gabriel Bermeo Picón, Escritor, México.
  420. Diana Marcela Varón García, Economista, Colombia/Canadá.
  421. William Fortich Palencia, Artista, Colombia.
  422. Olga Nancy Roa Vargas, Ciudadana, Colombia.
  423. Julio Cesar Cepeda Abril, Poeta, Colombia.
  424. Rafael Alberto Zambrano Vanegas, Docente, Colombia.
  425. Braulio Mantilla Meza, Filósofo, Colombia.
  426. Mauricio Sánchez Aristizábal, Cineasta, Colombia.
  427. Carlos Augusto Pereyra Martínez, Poeta, Colombia.
  428. Héctor Alirio Rojas, Ingeniero, Colombia.
  429. Alfredo Angulo Cuero, Compositor, Colombia.
  430. Pilar Perdomo Munévar, Cineasta, Colombia.
  431. Rodolfo Bello Lemus, Periodista, Colombia.
  432. Jesús Eduardo Guerrero Hernández, Ciudadano, Colombia.
  433. Ruby Carolina Marín Blanco, Escénica, Colombia.
  434. Fredy Bolívar De Fex, Abogado, Colombia.
  435. Andrés Cubides Rodríguez, Docente, Colombia.
  436. Isabel Cristina López Díaz, Docente, Colombia.
  437. Natalia Vanessa López Rincón, Artista, Colombia.
  438. Cecilia Castro Mujica, Lectora, Colombia.
  439. Luisa Antonia Serrano Gómez, Docente, Inglaterra.
  440. Marla Muñoz Olivo, Poetisa, Venezuela.
  441. Sara Elena Narváez Martínez, Arquitecta, México.
  442. Cecilia Muriel, Productora, Túnez.
  443. Mauricio Macossay Vallado, Activista, México.
  444. Juan José Cañón Romero, Cineasta, Colombia.
  445. Amparo Isabel Bello Landinez, Progresista, Colombia.
  446. Daniel Jaime Aulí, Ambientalista, Colombia.
  447. María Teresa Jardí Alonso, Abogada, México.
  448. Steven García Alfaro, Dibujante, Costa Rica.
  449. Martha Lucía Moreno Fajardo, Escritora, Colombia.
  450. Patricia Niebles, Psicóloga, Colombia.
  451. Martha Elena Borja Hernández, Ciudadana, Colombia.
  452. Alexandra Quintero, Abogada, Colombia.
  453. Delia Sánchez, Médico, Uruguay.
  454. Luis Emilio Romero Patiño, Escritor, Venezuela.
  455. Gabriela German Jalil, Fotógrafa, México.
  456. Daniela Rawicz, Docente, México.
  457. Gladys Martínez Requez, Docente, Venezuela.
  458. Juan Aurelio García Giraldo, Docente, Colombia.
  459. Evelia Fuentes, Cineasta, Venezuela.
  460. Antonio Arturo Laborén Alvarado, Promotor, Venezuela.
  461. Jonathan Cadavid Marín, Artista, Colombia.
  462. Rafael Alberto Osorio Monroy, Administrador, Colombia.
  463. Alberto Concha-Eastman, Médico, Colombia.
  464. Gabriel Darío Reyes rojas, Docente, Colombia.
  465. Omar Alfonso Barbos Quimbay, Ambientalista, Colombia.
  466. Pilar de la Hanty, Psicoanalista, Uruguay.
  467. Fernando Riaño, Documentalista, Colombia.
  468. María Emma Nivia Gil, Ciudadana, Colombia.
  469. Natalia Cobo Paz, Profesora, Colombia.
  470. Sonia Andonoff Gutierrez, Ciudadana, Colombia.
  471. Juan Rochon, Músico, Uruguay.
  472. Daniel Eduardo Morán Riquero, Médico, Ecuador.
  473. Maria Carolina Ortiz Ricaurte, Ciudadana, Francia.
  474. César Tovar, Editor, Colombia.
  475. María Cecilia Sánchez, Psicóloga, Colombia.
  476. Althea Jazmín Ferrucho Casas, Bailarina, Colombia.
  477. Ernesto Gerardo Fernández Angulo, Médico, Venezuela.
  478. Vanessa Z Hernández Guía, Educadora, Venezuela.
  479. María Eugenia Jaramillo López, Avaluadora, Colombia.
  480. Francisco Montaña, Escritor, Colombia.
  481. Luz Vargas Castro, Fotógrafa, Colombia.
  482. Giovanna Micarelli, Antropóloga, Colombia.
  483. Alfonsina Graciela Bravo Galíndez, Docente, Venezuela.
  484. Samuel Vásquez, Escritor, Colombia.
  485. Daniel Jaime, Escultor, Colombia.
  486. Dary Luz Peña Campos, Psicóloga, Colombia.
  487. Carlos Andrés Jaramillo, Escritor, Colombia.
  488. Amalia Medina, Artista, Francia.
  489. Carmen Rosa palomino Noguera, administradora, Colombia.
  490. Andrés David Álvarez, Humanista, Colombia.
  491. Myriam Montoya Gutiérrez, Poeta, Colombia/Francia.
  492. Luz Aliés Guinard, Gestoracultural, Francia.
  493. Noly Coromoto Fernández Hernández, Médica, Venezuela.
  494. Diego García Moreno, Realizador, Colombia.
  495. Trinidad Ruiz Marcellán, Poeta, España.
  496. Johnson Bastidas, Sociologo, Suiza.
  497. Leonardo Gustavo Ruiz, Poeta, Venezuela.
  498. Zulma Ibeth Gil Cortés, Administradora, Colombia.
  499. Monica Dias Martins, Profesora, Brasil.
  500. Shadé Ríos, Artista, México.
  501. Hugo de Jesús Tamayo Gómez, Escritor, Colombia.
  502. José Manuel Prada Torres, Poeta, Colombia.
  503. Ana María Aparicio, Artista, México.
  504. Silvia Sáez Delfín, Profesora, México.
  505. Marcela García Probert, Humanista, México.
  506. Gabriel Bourdin, Antropólogo, México.
  507. Mayela Parra, Profesora, México.
  508. Nueva Escuela Popular y Obrera NEPO, Educadores, Colombia.
  509. Renata Wimer del Valle, Artista, México.
  510. Yomar Lilian Rodríguez Robayo, Promotora de lectura, Colombia.
  511. Josefina Aguilar Recuenco, Poeta, España.
  512. José Javier Sánchez, Poeta, Venezuela.
  513. Moisés Frutos, Profesor, México.
  514. Esmeralda Torres, Escritora, Venezuela.
  515. Ouajd Karkar, Poeta, México/RIF.
  516. Eugenia Sánchez Nieto, Escritora, Colombia.
  517. Rubén Darío Pinilla Cogollo, Abogado, Colombia.
  518. Marta Renza, Poeta, Colombia.
  519. Ana Salas, Cineasta, Colombia.
  520. Catalina Rodríguez Lazcano, Antropóloga, México.
  521. Job Joani Jurado Guevara, Escritor, Venezuela.
  522. María Dioselina Enireb García, Psicóloga, Ecuador.
  523. Wilda Celia Western, Profesora, México.
  524. Gian Pierre Codarlupo Alvarado, Escritor, Perú.
  525. Martha Leticia Martínez de León, Hermeneuta, México.
  526. Ursus Sartoris, Poeta, México.
  527. Magnolia Aristizábal, Docente, Colombia.
  528. Marvin Verdayes Marsh, Emprendedor, México.
  529. Maria Fernanda Aguilera, Médico, Colombia.
  530. Nofret Berenice Hernández Vilchis, Profesora, México.
  531. Luz Dimaté, Consultora, Colombia.
  532. Yesid Contreras Beltrán, Escritor, México.
  533. Santiago Patarroyo Rengifo, Profesor, Colombia.
  534. Mayra Alejandra Izquierdo, Docente, Colombia.
  535. María Teresa Jaime Aulí, Bailarina, Colombia.
  536. Alicia Botero, Economista, Colombia.
  537. Graciela Guadalupe Pérez Villaseñor, Académica, México.
  538. Diana España, Consultora, Colombia.
  539. Elsa Nivia, Ciudadana, Colombia.
  540. Gloria Artís Mercadet, Antropóloga, México.
  541. Humberto Torres Franco, Escritor, Colombia.
  542. Sonia Martínez, Docente, Colombia.
  543. Shekoufeh Mohammadi Shirmahaleh, Traductora, Irán.
  544. Alfredo Barriga Ibáñez, Escritor, Colombia.
  545. Kuni Wübbolt, Profesora, Colombia.
  546. Claudio Anaya Lizarazo, Dibujante, Colombia.
  547. Mauricio Torres, Profesor, Colombia.
  548. Carlos Alberto Jiménez Ramírez, Psiquiatra, México.
  549. Jesús Gumaro Viacobo Flores, Profesor, México.
  550. Luis Álvaro Mejía, Escritor, Colombia.
  551. Janneth Rico Preciado, Poeta, Colombia.
  552. Carlos Alberto Ayala Ciro, Abogado, Colombia.
  553. Marta Valdez, Ciudadana, Colombia.
  554. Magdalena Gutiérrez, Educadora, Colombia.
  555. Jessica Mar Rendón, Poeta, México.
  556. Alfonso Nieto G, Investigador, Colombia.
  557. Juan David González Betancur, Director de teatro, Colombia.
  558. Diana Carolina González Escobar, Escritora, Colombia.
  559. Cecilia Zeledón, Historiadora, México.
  560. Giselle Habibi, Músico, México.
  561. Antonieta Villamil, Poeta, Colombia/Estados Unidos.
  562. Federico Campbell Peña, Periodista, México.
  563. Norma Angélica Silva Gómez, Arqueóloga, México.
  564. Alonso Urrego, Empleado, Colombia.
  565. Ilse Orejuela Ochoa, Letrada, Colombia.
  566. Alejandra Gómez Colorado, Antropóloga, México.
  567. Eliana Cárdenas Méndez, Antropóloga, México.
  568. Jorge Osbaldo Barón Quemba, Escritor, Colombia.
  569. Angye Marcela Gaona, Poeta, Colombia/México.
  570. Deisy Dayana Pabón Osorio, GestoraCultural, Colombia.
  571. Pedro Luis Ramírez Barbosa, Sociólogo, Colombia.
  572. Vilma Mantilla Duran, Ciudadana, Colombia.
  573. Jaime Lara Ramírez, Cantautor, Colombia.
  574. Adriana Lozano Zapata, Docente, Colombia.
  575. Carlos Alberto Agudelo Arcila, Escritor, Colombia.
  576. Jose Cordero, Escritor, Colombia.
  577. Elena Cervantes Gomez, Ciudadana, Colombia.
  578. Alvaro Henry Cabrera Mera, Antropólogo, Colombia.
  579. Emilith Collo Mendez, Artesana, Colombia.
  580. Anaid Zamudio, Artista, Colombia.
  581. L C Bermeo Gamboa, Escritor, Colombia.
  582. María C DM Abellán, Maestra, México.
  583. Martha C Carrillo Amaya, Feminista, Colombia.
  584. Fernando Muñoz Botero, Pintor, Colombia.
  585. Constantino Castelblanco Quintana, Fotógrafo, Colombia.
  586. Jairo Lopera Losada, Abogado, Colombia.
  587. Donaciano Gutiérrez Gutiérrez, Antropólogo, México.
  588. Gabriel García Salyano, Médico, México.
  589. Maria E Monteiro, Poeta, Venezuela.
  590. Arturo Soberón Mora, Historiador, México.
  591. Clorinda Fuentes Mujica, Poeta, Venezuela.
  592. Mario Alberto Romero Cardozo, Profesor, Colombia.
  593. Ma Gabriela Arteaga González, Abogada, México.
  594. Carmen Liria Prieto Cortés, Maestra, Colombia.
  595. Merly Argote, Abogada, Colombia.
  596. Juan Carlos del Castillo, Arquitecto, Colombia.
  597. Giovanni Rojas, Músico, Suecia.
  598. Miguel Ramón Oviedo González, Docente, Venezuela.
  599. Beatriz del Castillo, Socióloga, Colombia.
  600. María Leonor Valencia, Gestoracultural, Colombia.
  601. Patricia Sanabria Pérez, Humanista, Colombia.
  602. Lucila Cardona Arango, Educadora, Colombia.
  603. Nikita Simonne Dupuis-Vargas Latorre, Investigador, Colombia.
  604. Ángeles Colunga, Ciudadana, México.
  605. Jorge Hernando Casallas Triana, Albañil, Colombia.
  606. Monserrat Cano Guitarte, Escritora, España.
  607. Jimena German Blanco, Investigadora, México.
  608. Maury Valerio, Docente, Venezuela.
  609. Clemencia Correa, Psicosocial, México.
  610. Lina Marcela Cardona García, Escritora, Colombia.
  611. Amparo Xóchitl Sevilla Villalobos, Antropóloga, México.
  612. Maria Goyeneche florez, Artista, Francia.
  613. J Jesús María Serna Moreno, Antropólogo, México.
  614. Jorge Iván Torres Gutiérrez, Músico, Colombia.
  615. Mina Mokhtarian, Arquitecta, Iran.
  616. Sandra Paola Quintero Carrillo, Humanista, Colombia.
  617. Jesús Michel Cuen, Educador, México.
  618. Rosa María Macías Moranchel, Antropóloga, México.
  619. Ruth Elizabeth Arboleyda Castro, Investigadora, México.
  620. Cristiane Sobrinho Costa Cristiane Sobrinho, Antropóloga, Brasil.
  621. María Teresa Romero Tovar, Antropóloga, México.
  622. Leonel Durán, Antropólogo, México.
  623. Adriana Diaz, Joyera, España.
  624. Marco Giraldo Suárez, Ciudadano, Colombia.
  625. Sergio Chiappe, Poeta, Colombia.
  626. Costa Palamides, Artista, Venezuela.
  627. Pedro Ramón Rosas, Docente, Venezuela.
  628. Carolina Guzmán, Geógrafa, Colombia.
  629. Douglas Misas Roncancio, Ingeniero, Colombia.
  630. Patrocinio García Hernández, Profesor, México.
  631. Irene Mastrogianni, Decorador, Grecia.
  632. Saúl Gómez Mantilla, Poeta, Colombia.
  633. Inés Lucía Muriel, Psicóloga, Alemania.
  634. Rocío Tame, Escritora, México.
  635. Luis Rodríguez Romero, Poeta, Costa Rica.
  636. María Brito G, Actriz, Venezuela.
  637. Dilcia Mendoza Videla, Escritora, Chile.
  638. Juan Luis Qiaquit Ibáñez, ArtistaGráfico, Chile.
  639. Carlos García Mora, Antropólogo, México.
  640. Febres Ramón Rodríguez Díaz, Pescador, Venezuela.
  641. Gabriel Ruiz Arbeláez, Ingeniero, Colombia.
  642. Luz Amparo Villalobos Acosta, Educadora, Colombia.
  643. Gloria María Gallego García, Profesora, Colombia.
  644. Yolanda Álvarez Álvarez, Abogada, Colombia.
  645. Camila de Gamboa Tapias, Profesora, Colombia.
  646. Clara Sierra, Docente, Colombia.
  647. Stella Contreras Gómez, Licenciada, Colombia.
  648. Danilo Cesar, Historiador, Brasil.
  649. Rosalba Nivia Gil, Ciudadana, Colombia.
  650. Ana Lúcia Pardo, Profesora, Brasil.
  651. Juan Retana Jiménez, Profesor, Brasil/Costa Rica.
  652. Emílio Carlos Ribeiro Tapioca, Profesor, Brasil.
  653. Belén del Rocío Moreno Cardozo, Escritora, Colombia.
  654. Guillermo Maximiliano Valdizán Guerrero, ArtistaVisual, Perú.
  655. Karen Ayala, Docente, Honduras.
  656. Adriana Santos Santana da Cruz Drica, Profesora, Brasil.
  657. Josué Méndez Cano, Profesor, México.
  658. Andrés Kozel, Investigador, Argentina.
  659. María Clara Galvis Patiño, Abogada, Colombia.
  660. Marta Rey, Ciudadana, Argentina.
  661. Evangelina Guerra Ruggieri, Docente, Uruguay.
  662. Yolanda Delgado Tinjacá, Maestra, Colombia.
  663. Alcira Forero, Antropóloga, EUA.
  664. Marta Villamizar, Campo, Colombia.
  665. Zoraida Mancipe Espitia, Ciudadana, Colombia.
  666. Jenet Tame, Profesora, México.
  667. Javier Contreras Villaseñor, Docente, México.
  668. Jesús Del Rosario, Músico, Venezuela.
  669. Haddad Amirator, Actor, Brasil.
  670. Myrna Pereira del Castillo, Pintora, Venezuela.
  671. Nayibe Elena Mahecha Conde, Escritora, Colombia.
  672. Rubiela Arboleda Gómez, Profesora, Colombia.
  673. Julián Illera Sarria, Profesor, Colombia.
  674. Jaime Blandón Schiller, Educador, Colombia.
  675. Viviana Mazón Zuleta, Bibliotecóloga, Colombia.
  676. Sonia Maesela Rojas Campos, Docente, Colombia.
  677. María Isabel González, Docente, Colombia.
  678. Claudio Núñez Molina, Trovador, Chile.
  679. Luis Hernando Rincón Bonilla, Educador, Colombia.
  680. Rafael Rivas Cabrera, Psicólogo, Venezuela.
  681. Jimmy Paucar, Estudiante, Ecuador.
  682. Carlos Humberto Illera Montoya, Profesor, Colombia.
  683. Yamile Rodríguez Sánchez, Ciudadana, Colombia.
  684. Edgar Enrique Moreno, Ciudadano, Colombia.
  685. Luis Alfredo Mancera Pérez, Investigador, Venezuela.
  686. Carlos Alberto Puerta Barrientos, Actor, Colombia.
  687. Jorge Torres Medina, Poeta, Colombia.
  688. Rodolfo Vega Hernández, Editor, México.
  689. Leonardo Torres Londoño, Poeta, Colombia/Francia.
  690. Ana Lyda Melo Montoya, Psicóloga, Colombia.
  691. Jorge Sáenz, Comunicador, Colombia.
  692. Pedro Sánchez Ruiz, Artista, Chile.
  693. Mario Fernando Polo, Guia, Colombia.
  694. José Menandro Bastidas España, Músico, Colombia.
  695. Luis Hernando Briceño Muñoz, Profesional, Colombia.
  696. Lígia Maria Vieira-da-Silva, Profesora, Brasil.
  697. Salima Cure Valdivieso, Antropóloga, Colombia.
  698. Luis Alfredo López Quinayás, Maestro, Colombia.
  699. Cecilia Graterol, Psicóloga, Venezuela.
  700. Leydy Martínez, Politóloga, Colombia.
  701. Alice Ruiz, Escritora, Brasil.
  702. Alberto Gómez Melo, Docente, Colombia.
  703. Juana Valentina Nieto Moreno, Investigadora, Colombia.
  704. Orlando Pantoja, ActivistaÉtnico, Colombia.
  705. Harley Zúñiga Clavijo, Docente, Colombia.
  706. Carlos Jaime Ramírez Pérez, Sociólogo, Colombia.
  707. Estefanía Yetzel Becerra Navarro, Escritora, México.
  708. Gisela Andrea Sanhueza Quezada, Escritora, Chile.
  709. Dionisio Rodríguez Paz, Administrador, Colombia.
  710. Álvaro Zambrano Gutiérrez, Artista, Colombia.
  711. Susana Rudas, Editora, Colombia.
  712. Sônia Weidner Maluf, Antropóloga, Brasil.
  713. Rafael Alexander Piña Azuaje, Profesor, Venezuela.
  714. Filipe Reis Melo, Profesor, Brasil.
  715. Julián Andrés Agredo Cuaspud, Profesor, Colombia.
  716. Tere Garduño Rubio, Educadora, México.
  717. Pedro Moreno, Ciudadano, Colombia.
  718. Sandra León Patiño, Docente, Colombia.
  719. Gerardo Salas Moncayo, Docente, Colombia.
  720. Anastasia Sonaranda, Músico, México.
  721. Daniel Héctor Rico Rodríguez, Ciudadano, Colombia.
  722. Kathia Salazar, Danza, Bolivia.
  723. Edmon Castell, Docente, Colombia.
  724. Gabriel Gargurevich Pazos, Periodista, Perú.
  725. Augusto Paniagua Pineda, Ingeniero, Colombia.
  726. Marcela Barrios, Economista, México.
  727. Nidia Marcela Montoya Rivera, Psicóloga, Colombia.
  728. Fernando Molina Jaimes, Docente, Colombia.
  729. Juan Sebastián Gómez-García, Antropólogo, Colombia.
  730. José Gómez, Escritor, Ecuador.
  731. Jaime Acosta, Columnista, Colombia.
  732. José Franklin Matías Valencia, Sociólogo, Ecuador.
  733. Edgar Alexen, Actor, México.
  734. Álvaro Hernández V, Escritor, Colombia.
  735. Luis Fernando Álvarez Arango, AsocVíctimas, Colombia.
  736. Juan Manuel Sánchez Garavito, Dramaturgo, Colombia.
  737. Jorge Posada, ArtistaVisual, Colombia/Estados Unidos.
  738. Daice Sánchez Roa, Artista, Colombia.
  739. Osvaldo Miguel Morales Barraza, Artista, Chile.
  740. Figueroa de Souza Santos Alonso, Músico, Brasil.
  741. Carlos Andrés Flórez Rojas, Psicólogo, Colombia.
  742. Yineth Angulo Cuéllar, Docente, Colombia.
  743. Andrés Uribe Botero, Poeta, Colombia.
  744. Ramiro Arango Escobar, Sacerdote, Colombia.
  745. Liliana Marcela Marentes Rodríguez, Escritora, Colombia.
  746. Gloria Gómez Ochoa, Comunicadora, Colombia.
  747. Luis Ernesto Vásquez Alape, Pedagogo, Colombia.
  748. Carlos Mario Uribe Álvarez, Poeta, Colombia.
  749. Carlos Julio Díaz Lotero, Sindicalista, Colombia.
  750. Beatriz Hincapié, Psicoanalista, Colombia.
  751. Miguel Ángel Sandoval, Escritor, Guatemala.
  752. Raúl Figueroa Santri, Editor, Guatemala.
  753. Blanca Inés Corredor Amador, Empleada, Colombia.
  754. Miguel Ángel Galván, poeta, México.
  755. Daniel Acevedo Arango, Poeta, Colombia.
  756. Manuel José García Ruíz, Escritor, Venezuela.
  757. Clara Andrade Patarroyo, Docente, Colombia.
  758. Carlos Mejía, Profesor, Colombia.
  759. Francisco Javier Lira Bianchi, Economista, Chile.
  760. Alma Leticia Benítez, Bailarina, México.
  761. Minerva González Vergara, Actriz, Chile.
  762. Jaime Guendelman, Diseñador, Chile.
  763. Carlos Uribe, Ingeniero, Colombia.
  764. Nancy Carrillo Mora, Docente, España.
  765. Jorge Omar Toro Puerta, Artista, Colombia.
  766. María Elena Domínguez Benítez, Ciudadana, Chile.
  767. José Luis Martínez C, Antropólogo, Chile.
  768. María Ángela Sanzón Guerrero, Gestora, Colombia.
  769. Carlos Nicolás Hernández, Editor, Colombia.
  770. Andrea Carolina de Luque Fernández, Bióloga, Colombia.
  771. Vladimir de Jesús Bermúdez García, Docente, Colombia.
  772. Eduardo González, Poeta, Colombia.
  773. Javier Orlando Rey Ramírez, Cineasta, Colombia.
  774. Fredy Oswaldo González Cordero, Dramaturgo, Colombia.
  775. Claudia Aguilera Neira, Comunicadora, Colombia.
  776. Nikolay Andrés Rodríguez Pava, Poeta, Colombia.
  777. Winston Morales Chavarro, Poeta, Colombia.
  778. Javier Caballero Sánchez, Profesor, Colombia.
  779. Nidia Garrido, Escritora, Colombia.
  780. Alejandra Guarín, Actriz, Colombia.
  781. Miguel Antonio Chavarro Buriticá, Periodista, Colombia.
  782. Yasmín Sabbag de Tarud, Administradora, Colombia.
  783. Clara Inés Bohórquez Buitrago, Ciudadana, Colombia.
  784. Sylvia De Castro, Psicoanalista, Colombia.
  785. Fabiola Estrada Herrera, Historiadora, Colombia.
  786. Paula Gutiérrez de Piñeres, Abogada, Colombia.
  787. Mary Candelo Ramirez, Docente, Colombia.
  788. Patricia Troncoso Robles, Ex-presa política mapuche, Chile.
  789. Luis Fernando Parra Paris, Investigador, Colombia.
  790. Claudio Albertani, Profesor, México.
  791. José de Jesús Atehortúa Sánchez, Silletero, Colombia.
  792. Jaime Alejandro Rodríguez Ruiz, Escritor, Colombia.
  793. Nancy del Carmen Arcos Enríquez, Docente, Colombia.
  794. Marta Escudero, PromotoraSocial, Colombia.
  795. Leonor Amelia Pérez Muriel, Titiritera, Colombia.
  796. Gloria Jiménez, Docente, Colombia.
  797. Lucy Fernández S, Ciudadana, Colombia.
  798. Jorge Fernando Holguín Godoy, Ciudadano, Colombia.
  799. Lilián Zulima González Huertas, Poeta, Colombia.
  800. Ivonne Natalia Peña Pedraza, Artista, Colombia.
  801. Carlos Pérez Muriel, Ciudadano, Colombia.
  802. José Alexander Morales Carvajal, Director teatral, Colombia.
  803. Arturo Espinosa T, Ciudadano, Colombia.
  804. Nelson Ricardo Amaya E, Escritor, Colombia.
  805. Diego A Sierra Enciso, Artista, Colombia.
  806. Luis Jaime Rojas Rodríguez, Pintor, Colombia.
  807. Alejandro Monsalve Rodríguez, Artista, Colombia.
  808. Liliane Marie Blaser Aza, Documentalista, Venezuela.
  809. Lucia Pulido Reyes, Música, Colombia.
  810. Tania Álvarez, Maestra, México.
  811. Elisa Ramírez, Escritora, México.
  812. Italo Eugenio Larrinaga Martínez, Agrónomo, México.
  813. Luz Marina Vanegas López, Maestra, Colombia.
  814. Alfredo Toledo, Ciudadano, Chile.
  815. Hernán E Flores Marín, Cantautor, Chile/Australia.
  816. Valeria Ysunza, Profesora, México.
  817. Alba Betancourt, Artista, Francia.
  818. Mauricio Dorantes, Profesionista, España.
  819. Jorge Humberto Muñoz Villarreal, DirectorEscénico, Colombia.
  820. Sonia Pineda Medina, Actriz, Colombia.
  821. Ligia Inés Alzate Srias, Docente, Colombia.
  822. Teresa Oñate y Zubia, Filósofa, España.
  823. Claudia Christiansen, Música, Argentina.
  824. Piedad Ortega Valencia, Poeta, Colombia.
  825. Claudia Rodríguez María, Fisioterapeuta, Colombia.
  826. Gustavo Tatis Guerra, Escritor, Colombia.
  827. Miriam Alicia Sendoya Guzmán, Poeta, Colombia/Chile.
  828. Christian Elías Cafatti, Ingeniero, Chile.
  829. Ximena Robles Martínez, Antropóloga, México.
  830. Adriana Martínez, Actriz, Colombia/España.
  831. Doris Sarria, Artista, Colombia.
  832. Paola Vernot, Periodista, Colombia.
  833. Silvana María Amashta, Ciudadana, Colombia.
  834. Lucía Amaya, Artista, Colombia.
  835. Ana Bolena Escobar María, Ingeniera, Colombia.
  836. Isaac Ángeles Contreras, Profesor, México.
  837. Gloria Pimentel Chagoya, Cuentista, México.
  838. Sheila Flynn, Banker, EUA.
  839. Marcia Moya, Psicóloga, Chile.
  840. Ana Luz Quintanilla, Profesora, México.
  841. Delia Itzel Herrera Reyes, Escritora, México.
  842. Lizeth María Cantillo Jiménez, Actriz, Colombia.
  843. Elena Martin Lunas Rodríguez, Matemática, México.
  844. Leonardo Cubillos Rodríguez, Audiovisual, Colombia.
  845. Leticia Ramírez, Ciudadana, México.
  846. Kathe Silva, Artista, Colombia.
  847. Maya López Ramírez, Escritora, México.
  848. Armida Ofelia Hernández Lozano, Psicóloga, México.
  849. Laura Victoria Vera Vera, Poeta, Colombia.
  850. Juan Eduardo Guerrero Espinel, Médico, Colombia.
  851. Esther Téllez, Artista, México.
  852. Andrea Parra Moreno, Ciudadana, Colombia.
  853. Stephanie Barraza López, Socióloga, Chile.
  854. Jorge Diego Acosta Correa, Anestesiólogo, Colombia.
  855. Claudia Fernanda Artunduaga Quisaboni, Docente, Colombia.
  856. Rafael Catana, Compositor, México.
  857. Héctor Patiño Díaz, Músico, Colombia.
  858. Ana María Soleibe, Médica, Colombia.
  859. María del Carmen Bojórquez Juzaino, Investigadora, México.
  860. Lena Díaz Ortiz, Difusora, México.
  861. Eduardo Meneses, Músico, Ecuador.
  862. Juan Daniel Segebre Hadue, Ingeniero, Honduras.
  863. Pablo Angarita Sabi, Dramaturgo, Colombia.
  864. Viviana Ordóñez García, Psiquiatra, Colombia.
  865. Agustín Velloso Santisteban, Ciudadana, España.
  866. Italo Gonzalo Cortés Alfaro, Profesor, Venezuela.
  867. Carlos Eduardo Martínez Noguera, Docente, Colombia.
  868. Alicia María Herrera Moreno, Cineasta, Uruguay.
  869. Rosa Isela Méndez Bahena, Profesora, México.
  870. Ada Margarita Ariza Aguilar, Artista, Colombia.
  871. Heba Omar Ibrahim Arabiyat Godines, Ciudadana, Suecia.
  872. Gloria Yadira González Valdivia, Socióloga, Nicaragua.
  873. Carlos Hugo Viteri Ruiz, Ciudadano, Ecuador.
  874. Victoria Balmaceda, Salud, Nicaragua.
  875. Martha Cecilia Roncancio Romero, Educadora, Colombia.
  876. Luz Marina Landinez, Humanista, Colombia.
  877. Fabio Morales, Ciudadano, Nicaragua.
  878. Hugo Manuel Flórez Álvarez, Filósofo, Colombia.
  879. Carlos Becerra, Investigador, Colombia.
  880. Ligia Isabel Vigoya Echeverry, Médica, Colombia.
  881. Martha Bartels de Ulloa, Ciudadana, Colombia.
  882. Orlando Luis Japas, Pastor Cristiano, Honduras.
  883. Benjamín Méndez Bahena, Profesor, México.
  884. Andrés Araya Alemparte, Profesor, Chile.
  885. Giovanni Molano Cruz, Sociólogo, Colombia.
  886. Gloria Moreno, Periodista, Colombia.
  887. Andrea Cabello, Psicoterapeuta, México.
  888. Claudia Cano Correa, Antropóloga, Colombia.
  889. Nancy Medina Olaya, Ciudadana, Colombia.
  890. Catalina del Pilar Mejía López, Abogada, Colombia.
  891. Gabriela del Valle Pugnataro, Científica, México.
  892. Polo Castellanos, Muralista, México.
  893. Wendy De la Rosa, DefensoraDDHH, México.
  894. Carlos García Tobón, Internacionalista, Colombia.
  895. Laura Díaz Ortiz Salgado, Profesora, México.
  896. Fernando Bernal Castillo, Sociólogo, Colombia.
  897. Jorge Luis Deras Flores, Médico, Honduras.
  898. Federico Arbeláez Cano, Productor musical, Colombia.
  899. Saúl Arana Castellón, Politólogo, Nicaragua.
  900. Manuel Vega Vargas, Docente, Colombia.
  901. Alejandra Díaz Ortiz, Escritora, México.
  902. Marta María Saade Granados, Antropóloga, Colombia.
  903. Natalia Catalina Machado López, Médico, Colombia.
  904. Gabriela Barragán Campos, Profesora, México.
  905. Ernesto Montes Hernández, PromotorCultural, México.
  906. Patricia Chavero Gómez, Socióloga, México.
  907. Pilar Candela Martín, Bióloga, México.
  908. María Alice Bueno Accorsi, Arquitecta, Brasil.
  909. Imuris Valle, Investigadora, México.
  910. Carlos Moisés Del Cid García, DefensorDDHH, Honduras.
  911. Dana Kamila Corredor Silva, Bailarina, Colombia.
  912. Sergio Madrid, Ciudadano, México.
  913. Laura Ríos, Coreógrafa, México.
  914. Epifanio Arévalo Quicasan, Zootecnista, Colombia.
  915. Esteban Ardila Platarrueda, Artista, Colombia.
  916. Amparo Osorio, Poeta, Colombia.
  917. Alba Nelly Cárdenas Gutiérrez, Ingeniera, Colombia.
  918. Sara Martínez Ayala, Docente, México.
  919. Silvia Elena Maya Vega, Abogado, Nicaragua.
  920. Sami Anton Handal Handal, Maestro, Honduras.
  921. Catalina Carmona Ruiz, Profesora, Colombia/España.
  922. Caterina Villa De Liguori, Antropóloga, Colombia.
  923. Ramón Martínez-Coria, Antropólogo, México.
  924. Juan Alfonso Barrero Zabaleta, Filósofo, Colombia.
  925. Cecilia Traslaviña, Realizadora audiovisual, Colombia.
  926. Marcela Cano, Bióloga, Colombia.
  927. Miguel Angel Díaz Cordero, Coreógrafo, México.
  928. Gilma de los Ríos Tobón, Escritora, Colombia.
  929. Guillermo Ramírez, Docente, México.
  930. Carmen Huerta Crespo, Investigadora, México.
  931. Joann McKinlay, Artista, Canadá/México.
  932. Liliana María Zapata Hernández, Escritora, Colombia.
  933. María Gracia Castillo Ramírez, Ciudadana, México.
  934. Brenda Naranjo Montaño, Artista, México.
  935. Salvador López Sánchez, Artista, México.
  936. Cecilia Candelaria, Fotógrafa, México.
  937. Josefina Ramírez Velázquez, Antropóloga, México.
  938. Gabriela Zepeda García Moreno, Arqueóloga, México.
  939. Juanita Gana Quiroz, Escritora, Chile.
  940. María Rosario Cardoso, Cronista, México.
  941. Mauricio Martínez, Museólogo, Colombia.
  942. Ana Fernanda Urrea, Ciudadana, Colombia.
  943. Beatriz Vanegas Athias, Escritora, Colombia.
  944. Rocío Silva-Santisteban, Escritora, Perú.
  945. Roberto Elier, Traductor, México.
  946. Francisco Herrera Sipriano, Historiador, México.
  947. Pedro Saboulard, Escritor, Colombia.
  948. Beatriz Lucia Cano Sánchez, Historiadora, México.
  949. Pascual Mendoza, Ingeniero, Chile.
  950. Carlos Alexander Gavidia Gaviria, Artista, Colombia.
  951. Juan Manuel Díaz Yarto, Artista, México.
  952. Claudia Victoria Girón Ortiz, Psicóloga, Colombia.
  953. Esperanza Vera Arias, Educadora, Colombia.
  954. Iván Jiménez Olano, Abogado, Colombia.
  955. Carla Patricia González Canseco, Escritora, México.
  956. Julio Muñoz Rubio, Biólogo, México.
  957. Pablo Ángel Lugo, Artista, México/UK.
  958. José Luis Gil Carrasco, Músico, España.
  959. Héctor Hernán Hurtado Botero, Poeta, Colombia.
  960. Francisco Javier Sancho Mas, Escritor, España.
  961. Gabriel Iriarte Núñez, Editor, Colombia.
  962. Mary Soto, Escritora, Perú.
  963. Jesús Antonio Nivia Gil, Economista, Colombia.
  964. Ricardo Garzón, Economista, Colombia.
  965. Helena Acosta, Psicóloga, Colombia.
  966. Gonzalo Alvarino Montañez, poeta, Colombia.
  967. Alejandra Araceli Jiménez Martínez, Terapeuta, México.
  968. Juan Brito Cordero, Sociólogo, República Dominicana.
  969. Oscar T Tejada, Pensionado, Colombia.
  970. Carlos Miliany, Dramaturgo, Colombia.
  971. May Rivas de la Vega, Poeta, Perú.
  972. Mauricio Betancourt, Docente, Colombia.
  973. Fernando Sánchez Martínez biólogo, Biólogo, México.
  974. Maria Celina D’Araujo, Profesora, Brasil.
  975. Maritza Bernal, Artista, Colombia.
  976. Piedad Gómez Murcia, Ciudadana, Colombia.
  977. Beatriz Vejarano Villaveces, Politóloga, Colombia.
  978. Manuel Diego Hernández, Historiador, México.
  979. Silvia Rosina Valcárcel Carnero, Escritora, Perú.
  980. Denise Hellion, Historiadora, México.
  981. Clara Elena Rangel Fonseca, Artista, Colombia.
  982. Rosa Puga, Ciudadana, México.
  983. Luis Fernando Rodríguez Ángel, Artista, Colombia.
  984. Victoria Bojórquez Diego, Arqueóloga, México.
  985. Alberto Pérez Schoelly, Escritor, México.
  986. Teresa Zacarias, GestoraCultural, México.
  987. Karla Eugenia Figueroa Montero, PromotoraCultural, México.
  988. Tania Olhovich, Actriz, México.
  989. Tania Mena Bañuelos, Historiadora, México.
  990. María Eugenia Díaz Ramírez, Psicóloga, Colombia.
  991. Santo Salvador Cuevas Jiménez, Profesor, República Dominicana.
  992. Eduardo Ignacio Gómez Espinosa, DirectorEscénico, México.
  993. Ángel Zambrano, Ciudadano, México.
  994. Luis Fernando Baquero, Poeta, Colombia.
  995. María del Carmen De Lara Rangel, Cineasta, México.
  996. Julio Cuevas, Catedrático, República Dominicana.
  997. Luz Neira Alandete Baloco, Antropóloga, Colombia.
  998. Miguel Maldonado Carballo, Escritor, Nicaragua.
  999. Marta Leonor Jasbón Murra, Pintora, Colombia.
  1000. Carmiña Navia Velasco, Investigadora, Colombia.
  1001. Ireri de la Peña, Fotógrafa, México.
  1002. Susana García Sánchez, Docente, México.
  1003. Tamara Ibarra, Artista, México.
  1004. Carolina Kerlow, Artista, México.
  1005. Nasif Masad, Inversionista, Chile.
  1006. Gonzalo Rocha González Pacheco, Caricaturista, México.
  1007. Carolina Holguín, Docente, Colombia.
  1008. María Eugenia Chávez Fonseca, Periodista, México.
  1009. Juan Carlos Gil, Editor, México.
  1010. Jaime Abedrapo Rojas, Profesor, Chile.
  1011. Irma Arce Fuentes, Danza, México.
  1012. Sofia Landinez León, Ciudadana, Colombia.
  1013. Georgina Gutiérrez Alvarado, Comunicadora, México.
  1014. Jorge Ragal, Poeta, Chile.
  1015. Enrique Rajchenberg, Profesor, México.
  1016. Vilma Amparo Gómez Pava, Promotora Lectura, Colombia.
  1017. Sergio Olhovich, Director de cine, México.
  1018. Gonzalo Mejía García, Médico, Colombia.
  1019. Jessica Atal Kattan, Escritora, Chile.
  1020. Pablo Mora Calderón, Antropólogo, Colombia.
  1021. Helena Yrízar Rojas, Psicoanalista, México.
  1022. Héctor Jaimes Paredes, Profesor, México.
  1023. Gustavo Sánchez Prieto, Abogado, Colombia.
  1024. Luisa Riley, Documentalista, México.
  1025. Nayaret Saúd Costa, Psicoanalista, Chile.
  1026. Pata Coche, Escritora, Uruguay.
  1027. Italo Polizzi Bustos, Músico, Chile.
  1028. Laura Martínez Ayala, Coreógrafa, México.
  1029. Pedro Prado, Autor, Chile.
  1030. Alan Roth, Cineasta, México.
  1031. Patricio Manuel Cavieres Contreras, Medioambientalista, Chile.
  1032. Farha Nasra, Escritora, Chile.
  1033. Cesar Alejandro Fuentes Silva, Antropólogo, Chile.
  1034. Asunción Velilla, Pintora, Colombia.
  1035. Fernando García Córdoba, Docente, México.
  1036. Luz Danelly Vélez Flórez, Docente, Colombia.
  1037. Enrique Nieto Sotelo, Profesor, México.
  1038. Margarita Guzmán, Artista, Colombia.
  1039. Henry Sarabia Angarita, Profesor, Colombia.
  1040. Jaime Hales, Escritor, Chile.
  1041. Claudia Catelli, Artista, México/Brasil.
  1042. Gabriela Monardes Skinner, Enfermera, Chile.
  1043. Alvaro Rodríguez, Pedagogo, Colombia.
  1044. Aurora Eloísa Pedroche Orozco, Ciudadana, México.
  1045. Julio Fared Awad Yépez, Escritor, Ecuador.
  1046. Sergio Mansilla Torres, Escritor, Chile.
  1047. Mabel Fuentes Sánchez, Ciudadana, Chile.
  1048. Patricio Garrido Jerez, Sociólogo, Chile.
  1049. Jorge Sacaan Riadi, Fotógrafo, Chile.
  1050. Santiago Naranjo Vélez, Ambientalista, Colombia.
  1051. Mercedes Ramírez -Aviles, Cineasta, Costa Rica.
  1052. Nicole Villalobos Mora, Cineasta, Costa Rica.
  1053. Nely Lucano, Profesora, México.
  1054. Mauricio Amar, Filósofo, Chile.
  1055. Estefanie Céspedes Meza, Cinematógrafa, Costa Rica.
  1056. Laura Astorga Carrera, Cineasta, Costa Rica.
  1057. Jenny Pavisic, Psicoanalista, México.
  1058. Reynaldo Lacamara, Escritor, Chile.
  1059. Aida Haleby, Abogado, Chile.
  1060. Francisco José Muñoz Mejía, Oficinista, Nicaragua.
  1061. Diana Mirian Miloslavich Tupac, Escritora, Perú.
  1062. Ricardo Antonio Domínguez Guerrero, Médico, Colombia.
  1063. Carlos Duica Cuervo, Arquitecto, Colombia.
  1064. Álvaro Luna Porras, Asociacionista, Colombia.
  1065. Michel Croz, Poeta, Uruguay.
  1066. Paula Andrea Romero Sánchez, Docente, Colombia.
  1067. Cecilia de loa Ángeles Almarza Nazar, Escritora, Chile.
  1068. David Herrera Santana, Profesor, México.
  1069. Amalia Attolini Lecón, Antropóloga, México.
  1070. Juan Andrés Sicchar Vilchez, Poeta, Perú.
  1071. Flor de María Finlay Ocaña, Activista, Colombia.
  1072. Maru Hernández Celis, Fotografa, Chile.
  1073. Carolina Correa Guzmán, Varios, Chile.
  1074. Miguel Ángel Ábrica Sánchez, Músico, México.
  1075. Omar Joaquín Agudelo Suárez, Pediatra, Colombia.
  1076. Teresa Niubo, Activista, Catalunya.
  1077. Harry Abrahams, Ingeniero civil, Chile.
  1078. Cynthia Elena Corona Álvarez, Poeta, México.
  1079. Clara Inés Roncancio Valbuena, Docente, Colombia.
  1080. Alice Nagai, Biologa, Brasil.
  1081. Lilia Gutiérrez Riveros, Escritora, Colombia.
  1082. Luis Mauricio Fajardo, Ingeniero, Colombia.
  1083. Napoleón Orozco Jaramillo, Pensionado, Colombia.
  1084. Paulina Heyck, Psicóloga, Colombia.
  1085. Paula Maritza, Ciudadana, Colombia.
  1086. Antonio Diego Hernández, Cineasta, México.
  1087. Fernanda Paz, Antropóloga, México.
  1088. Carla Sandoval Santos, Psicóloga, Chile.
  1089. Faride Zeran, Periodista, Chile.
  1090. Angela Cruz R, Docente, Colombia.
  1091. María Pía Zeran Ruiz Clavijo, Arquitecta, Chile.
  1092. Rosabetty Muñoz, Poeta, Chile.
  1093. Ximena Poo, Periodista, Chile.
  1094. Maribel Mora Curriao, poeta, Chile.
  1095. Beatriz Cervantes Jauregui, Historia, México.
  1096. Irene Abujatum Tala, Gestora cultural, Chile.
  1097. Gladys Jimeno Santoyo, DDHH, Colombia.
  1098. Jorge Enrique Duarte Vàsquez, Médico, Colombia.
  1099. David Ricardo Hevia Penna, Poeta, Chile.
  1100. Cristina Santana, Docente, Colombia.
  1101. María Soledad Falabella Luco, Profesora, Chile.
  1102. Germán Rojas, Poeta, Chile.
  1103. Marcos Antonio Cordero Pérez, Sociologo, Nicaragua.
  1104. Gonzalo Diaz, Artista, Chile.
  1105. Ariel Razquin Cornelli, Trabajador, Nicaragua.
  1106. Ileana Morazan, Socióloga, Nicaragua.
  1107. Carol María Bendaña Mendoza, Periodista, Nicaragua.
  1108. Euler Ricardo Ruiz Laos, Sindicalista, Colombia.
  1109. Silvia Susana Kuncar Sarras, Periodista, Chile.
  1110. Roxana Pey Tumanoff, Académica, Chile.
  1111. Dennis Palma, Sociologo, Nicaragua.
  1112. Francisco Atencia Gòmez, Dicente, Colombia.
  1113. Nury González, Artista, Chile.
  1114. Hilda Carrera Gamonal, Escritora, Chile.
  1115. Emilio Jorge Santiestevez, Abogado, Bolivia.
  1116. José Martínez Investigador, Investigador, Nicaragua.
  1117. Francisco Tomàs Atencia Gomez, Docente, Colombia.
  1118. Luis Rojas Aguirre, Economista, Chile.
  1119. Fernando Jaramillo Castillo, Artesano, Chile.
  1120. Merlo Emilio Moraga Alonso, Maestro, Nicaragua.
  1121. Judith Alicia Jaitov Cornelli, Enfermera, Uruguay.
  1122. César Lazo, Poeta, Honduras.
  1123. Álvaro Arroyo Pineda, Jubilado, Nicaragua.
  1124. L Violeta Meza García, Profesora, México.
  1125. Manuel Antonio Ortiz Hernández, Abogado, Nicaragua.
  1126. Hermes Zelaya, Actor, Honduras.
  1127. Fernando Pachón Piñeros, Abogado, Colombia.
  1128. Melissa Merlo, Poeta, Honduras.
  1129. Norma Beatriz López Suárez, Escritora, México/Argentina.
  1130. Norma López Suárez, Escritora, Argentina/Mexico.
  1131. Oscar Enrique Betanco Palacios, Docente, Nicaragua.
  1132. Edgar Aníbal Roa, Comunitario, Colombia.
  1133. Osvaldo Alfredo Vega Oses, Sociólogo, Chile.
  1134. Luz Marilce Benítez Rincón, Comunicadora, Colombia.
  1135. Yolanda Gómez Mendoza, Docente, Colombia.
  1136. Ángela Sandoval, Antropóloga, México.
  1137. Gladyz González, Artista, Colombia.
  1138. Juan Carlos Greco, Sacerdote, Argentina.
  1139. Anarzu Cifuentes, Artista, Colombia.
  1140. Ada Membreño, Escritora, El Salvador.
  1141. María Inés Valencia Basualto, Artesana, Chile.
  1142. Raquel Esther Cañas, Poeta, EL Salvador.
  1143. María Cecilia Aliaga Rejtman, Artista, Perú.
  1144. Daniel Pérez Segura, Escritor, México.
  1145. Enrique Sánchez Hernani, Poeta, Perú.
  1146. Ricardo Cabezas, Agrónomo, Chile.
  1147. Sergio Osmín Sabillón Reyes, Músico, Honduras.
  1148. Patricia Arévalo, Editora, Perú.
  1149. Ana Harcha Cortés, Artista, Chile.
  1150. Alejandro Taborda Granada, Artista, Colombia.
  1151. Leyla Majluf, Actriz, Perú.
  1152. Karla I Herrera Amador, Narradora, Honduras.
  1153. Darío Salinas Figueredo, Sociólogo, México.
  1154. Ricardo Gadea Acosta, Escritor, PERÚ.
  1155. Francisco José Padilla Brenes, Humano, Nicaragua.
  1156. Sara Hurtado, Educadora, Espalda.
  1157. Henry Beltrán vera, Abogado, Colombia.
  1158. Joaquín Claudín Zabarain, Científico, España.
  1159. Alejandro Herrera, Profesor, México.
  1160. Florencia Peña, Profesora, México.
  1161. María de los Llanos Álvarez Jiménez, Economista, España.
  1162. Carlos Alberto Bracho León, Investigador, Venezuela.
  1163. José Cesáreo Sánchez-Manzano Álvarez, Jubilado, España.
  1164. Enrique Alfonso Darras Marti, Médico, Chile.
  1165. Blanca Yaneth González Pinzón, Educadora, Colombia.
  1166. Fernando Voigt Claus, Psiquiatra, Chile.
  1167. Gabriela Aguilera Valdivia, Escritora, Chile.
  1168. Sibel Bayrak, Enfermera, Colombia.
  1169. María Paula Bolaños Colmenares, Artista, Colombia.
  1170. Fabiano Batista de Almeida Trezeano, Bancários, Brasil.
  1171. David Peralta Castro, Medico, Chile.
  1172. Eduardo Rueda, Profesor, Colombia.
  1173. Patricia Cecilia D’Angelo, Psicóloga, Argentina.
  1174. Paula Gempeler Rojas, Filósofx, Colombia.
  1175. Sandra Acevedo, Docente, Uruguay.
  1176. Ruth M Quevedo Fique, Economista, Colombia.
  1177. Jorge Coronel López, Economista, Colombia.
  1178. Frank Molano Camargo, Profesor, Colombia.
  1179. Guillermo Pérez Rangel, Cultor, Comlobia.
  1180. Jorge Hernando Cáceres Cruz, Sociólogo, Colombia.
  1181. Manuel Salamanca, Ciudadano, Colombia.
  1182. Henry Carrillo Niño, Filósofo, Colombia.
  1183. Virgilio Antonio Guardiola Gamez, Artista pintor, Honduras.
  1184. Fernando Castillo, Ciudadano, Chile.
  1185. Aura Ruiz, Consultora, Colombia.
  1186. Rodolfo Ignacio Lama Tauler, Filósofo, Chile.
  1187. Sara Mejía Botero, Docente, Colombia.
  1188. Linda Lema Tucker, Escritora, Perú.
  1189. María Martínez Martínez, jubilada, Chile.
  1190. Patricia Rodríguez Santana, Socióloga, Colombia.
  1191. Diana García Rivera, Comunicadora, Francia.
  1192. Ruth Lanna Ruth, Editora, Brasil.
  1193. Néstor Fajardo Mora, Docente, Colombia.
  1194. Milton Hatoum, Escritor, Brasil.
  1195. Wilson Rodríguez, Artista, Colombia.
  1196. Miguel Rivas Robledo, Músico, Colombia.
  1197. Gloria Gaitán, Neurociencia Social, Colombia.
  1198. José Enrique González Ruiz, Humanista, México.
  1199. Luis Francisco Bustamante Díaz, Escultor, Colombia.
  1200. Claudia Yaneth Ospitia Rojas, Artista, Colombia.
  1201. Manuel Kingman Goetschel, Artista, Ecuador.
  1202. Pedro Elías Galindo León, Profesor, Colombia.
  1203. Gamal Rumman, Abogado, Honduras.
  1204. Manuel Villar Burchard, Periodista, Chile.
  1205. Karina Cordero Salazar, Comunicadora, Colombia.
  1206. Lucia Barbosa Diaz, Psicóloga, Colombia.
  1207. Jorge Manuel Téllez Campos, Productor, Nicaragua.
  1208. Aldir González Morelos, Arqueóloga, México.
  1209. Camilo Elías Lizarazo Olaya, Escritor, Colombia.
  1210. Henry Bocanegra Acosta, Docente, Colombia.
  1211. Roberto Rivera Vicencio, Escritor, Chile.
  1212. Cecilia Aravena Zúñiga, Escritora, Chile.
  1213. Nohora Pedraza, Socióloga, Colombia.
  1214. Salma Yessika Goycochea Majluf, Asistente, Perú.
  1215. Loreto Vargas Godoy, Médico, Chile.
  1216. Oswaldo Sauma Aguilar, Poeta, Costa Rica.
  1217. Israel Antonio Cortez Lazo, Abogado, Nicaragua.
  1218. Nádia Cortez Brasil, Professora, Brasil.
  1219. Fábio Peña, Geólogo, Colombia.
  1220. Oscar Saavedra Villarroel, Poeta, Chile.
  1221. Margarita Araceli Méndez Bahena, Ciudadana, México.
  1222. Fernando Triviño Beltran, Medico, Colombia.
  1223. Paulina Garcia, Poesia, Chile.
  1224. Carlos Gómez Montoya, Músico, Colombia.
  1225. María Clara Guillén, Investigadora, Colombia.
  1226. Clara Elena Merino Serrano, Militante, Ecuador.
  1227. Guillermo Saravia Giraldo, Profesor, Perú.
  1228. Willy Gómez Migliaro, Escritor, Perú.
  1229. Carolina Diva Wemyss Cumsille, Ciudadana, Chile.
  1230. Luis Fernando Correal Núñez, Arquitecto, Colombia.
  1231. Sheila Vivas Hurtado, Trabajadora Social, Colombia.
  1232. Michael Marzuqa, Ingeniero, Chile.
  1233. Mélida García, Economista, Europa.
  1234. Esteban Hadjez Berríos, Profesor, Chile.
  1235. Patricia Giacaman, Administrador, Chile.
  1236. Elkin Alfonso González torres, Ciudadano, Canadá.
  1237. Tilsa Otta Vildoso, Escritora, Perú.
  1238. Juan Ramón Tinoco Quezada, Contador, Nicaragua.
  1239. Eduardo Contreras Villablanca, Escritor, Chile.
  1240. Patricio Rivas Castillo, Antropólogo, Chile.
  1241. Mladen Yopo Herrera, Politólogo, Chile.
  1242. Constantino Marzuqa, Actor, Chile.
  1243. Katherine Geraldine Medina Rondón, Docente, Perú.
  1244. Josefina Muñoz Valenzuela, Editora, Chile.
  1245. Francisco Javier Chaves Garzón, Escritor, Colombia.
  1246. Luz Marina Suaza Vargas, Antropóloga, Colombia.
  1247. Kevin Holmes, Traductor, Chile.
  1248. Lina Cortes Giraldo, Secretaría, Colombia.
  1249. Alexis Daniel Rosim Millán, Barista, México.
  1250. Ricardo Alberto Tobar Toledo, Rito, Chile.
  1251. Francisco Gómez Zúñiga, Músico, México.
  1252. Fernando Arthur de Freitas Neves, Professor, Brasil.
  1253. Walter Mondragón, Comunicador, Colombia.
  1254. Maria Isabel Casas Herrera, PedagogaDDHH, Colombia.
  1255. Amada Benavides, Educadora, Colombia.
  1256. Dionisio Port Baró, Professor, Brasil.
  1257. Eduardo Antonio Espinoza Cardoza, Agricultor, Nicaragua.
  1258. Rocío Reyes, Profesora, Chile.
  1259. Francisco Ramírez Cuellar, Abogado, Colombia.
  1260. Luis Ernesto Tricot Novoa, Sociólogo, Chile.
  1261. Alejandro Macías Díaz, Cineasta, México.
  1262. Isabel Caro López, Ciudadana, Colombia.
  1263. María Isabel García Mayorca, Poeta, Colombia.
  1264. Orlando Enrique Mora, Ciudadano, Nicaragua.
  1265. Francisco Felipe Salhe Readi, Artista, Chile.
  1266. Juan Alamiro Silva Urra, Médico, Chile.
  1267. Marvin Antonio Prado Rosales, Estudiante, Nicaragua.
  1268. Hernán Ávalos Narváez, Periodista, Chile.
  1269. Gerardo Cajamarca Alarcon, AsesorPolitico, Colombia.
  1270. MaTeresa Galindo, Diseñadora, Colombia.
  1271. Eliana Ramos, Professora, Brasil.
  1272. Hugo Alamo, Ingeniero, Chile.
  1273. Christian Pablo Chahuán Sarras, Abogado, Chile.
  1274. Conceição Maria Rocha de Almeida Concha, Ciudadana, Brasil.
  1275. Luz Marina Fonseca Velandia, Docente, Colombia.
  1276. Magaly Jacob Rabi, Socióloga, Chile.
  1277. José Gabriel Fonseca Parra, Abogado, Colombia.
  1278. Rafael Vega Musre, Abogado, Chile.
  1279. Carlos Varón, Naturalista, Colombia.
  1280. Fernando Cano Busquets, Periodista, Colombia.
  1281. Mónica Zambrano Vélez, Ergónoma, Colombia.
  1282. Nydia Contardo Guerra, Serhumano, Chile.
  1283. Leonardo Cáceres Castro, Periodista, Chile.
  1284. Daniel Alejandro Reyes Contardo, Ingeniero, Chile.
  1285. Carlos Jiménez Romera, Urbanista, Colombia.
  1286. Eduardo Márceles Daconte, Escritor, Colombia.
  1287. Gabriela Meza Diaz, Periodista, Chile.
  1288. Miguel Ángel San Martín González, Periodista, Chile.
  1289. Nuria Torres, Terapeuta, México.
  1290. Víctor Escobar, Poeta, Chile.
  1291. Ana Catalina Juárez Oechler, GestiónCultural, México.
  1292. Ángel Perea Escobar, Investigador, Colombia.
  1293. Héctor Armando Navarro Algarra, Comunicador, Colombia.
  1294. Martha Elena Eyzaguirre Ordóñez, Educadora, México.
  1295. Renato Aníbal Garrido Villegas, Matrón, Chile.
  1296. Lola Villacob Rangel, DefensoraDDHH, España.
  1297. Ana Ramos Setti, Medico, Chile.
  1298. Maite Brosa, Profesora, México.
  1299. Edmundo Quezada, Maestro, México.
  1300. Elinett Wolff, Ingeniero, Chile.
  1301. Luis Alberto Cuevas Gómez, Maestro, Colombia.
  1302. Paola Schlaepfer Pedrazzini, GestoraCultural, México.
  1303. Cristo Hoyos, Artista, Colombia.
  1304. Carlos Gálvez Giraldo, Ciudadano, Perú.
  1305. Daniel Márquez, Promotor, México.
  1306. Gabriela Olivo de Alba, Artista, México.
  1307. Erasmo López Ávila, Periodista, Chile.
  1308. Isabel del Carmen Castillo, Arquitecta, Nicaragua.
  1309. Judith Hernández Aranda, Arqueóloga, México.
  1310. Angelica Beas Millas, Periodista, Chile.
  1311. Clara Inés Ariza Monedero, Actriz, Colombia.
  1312. Enrique Javier Fernández, Periodista, Chile.
  1313. Juan Banderas Casanova, Abogado, Chile.
  1314. Juan Camilo Valencia Porras, Estudiante, Catalunya.
  1315. Julio Araya Toro, Escritor, Italia.
  1316. Orlando Ortiz Medina, Economista, Colombia.
  1317. Ismael Ortiz Medina, Antropólogo, Colombia.
  1318. Marcela Rodríguez Valdivieso, Poeta, Italia.
  1319. Amalfi Rendon, Artista, Francia.
  1320. Gabriela Soto, Escritora, Honduras/España.
  1321. Mauricio Morales, Lector, México.
  1322. Claudio Finch Valenzuela, Humano, Chile.
  1323. Eduardo Sergio Pérez García, Estudiante, España.
  1324. Miguel Ángel Rivera González, Psicólogo, Colombia.
  1325. Nora Monterde, Terapeuta, México.
  1326. Leonora Reyes Jedlicki, Historiadora, Chile.
  1327. Vidal Ocampo Morales, Ciudadano, México.
  1328. María Isabel Vélez Restrepo, Artista, Colombia.
  1329. Ana Cecilia Romero Moran, Ciudadana, México.
  1330. Marcela Guadalupe Pino Arraño, Docente, Chile.
  1331. Flavio Peña Pérez, Lingüísta, Colombia.
  1332. Diana Turner Barragán, Freelance, México.
  1333. Nicolas Ogno Aguad, Programador, Chile.
  1334. Carmen Nozal, Escritora, México.
  1335. Aníbal Rojas, Educador, Colombia.
  1336. María Eugenia Camus Poblete, Periodista, Chile.
  1337. Marcela Lemarie, Artista, Colombia.
  1338. Danielle Araujo, Professora, Brasil.
  1339. Ana Deysis Calderón Guevara, Ciudadana, Colombia.
  1340. Faustino Ortega Pérez, Ciudadano, México.
  1341. Beatriz Calvo Cifuentes, Actriz, Colombia.
  1342. Miguel Davagnino, Locutor, Chile.
  1343. Carolina Vivas Ferreira, Dramaturga, Colombia.
  1344. Gladys Díaz, Periodista, Chile.
  1345. Álvaro Antonio Pérez, Abogado, Nicaragua.
  1346. Javier Monedero Gallego, Maestro, Colombia.
  1347. Fernando Fernández-Flores, Periodista, Francia.
  1348. Orlando Valdez, Jubilado, Argentina.
  1349. Verónica Janssen Samanez, Empresaria, Perú.
  1350. César Avelino Retamal Pezo, Escritor, Chile.
  1351. Mercedes Arbizu, Actriz, España.
  1352. Rosa González, Maestra, México.
  1353. Alejandro Cabezas Guerrero, Escritor, Colombia.
  1354. Annick Le Luel-Jolivet, Salud, Francia.
  1355. Mariana Salido, Artista, México.
  1356. Nube Sandoval, Directora teatral, Colombia.
  1357. Bernardo Rey, Artista, Colombia.
  1358. Sonia Edit Torres, Docente, Colombia.
  1359. Sonia Abaunza Galvis, Actriz, Colombia.
  1360. Nancy Rocío Gutiérrez Gómez, Historiadora, Colombia.
  1361. Blanca Rizzo, Coreógrafa, Argentina/España.
  1362. Lenka Chelen Franulic, Pintora, Chile.
  1363. Edmundo Gálvez Asún, Jubilado, Chile.
  1364. Irma Elvira Ganoza Macchiavello, Psicóloga, Perú.
  1365. Manuel José Jiménez Gómez, Ingeniero, Colombia.
  1366. Gloria Elena Erazo Garnica, Abogada, Colombia.
  1367. Verónica Falconi, Actriz, Ecuador.
  1368. Felipe De la Parra, Periodista, Chile.
  1369. Katja Prager, Profesora, México.
  1370. Marisa Trejo, Profesora, México.
  1371. Silvia Patricia Pérez Candia, Ciudadana, Chile.
  1372. Jaime Arellano Roig, Ciudadano, México.
  1373. Amalia Cuervo Tafur, Antropóloga, Colombia.
  1374. Blanca Castroviejo Liñero, Ciudadana, Chile.
  1375. Victoria Bannura Bannura, Ciudadana, Chile.
  1376. María Eugenia Castro Illanes, Abogada, Chile.
  1377. Melita Carmen Velásquez Weisse, Profesora, Chile.
  1378. Juan Guillermo Molina Pajón, Artista, Colombia.
  1379. Doris Arbeláez Doncel, Musicóloga, Colombia.
  1380. Mariano Morales, Escritor, México.
  1381. Juan Guido Burgos Sotomayor, Profesor, Chile.
  1382. Gloria Esperanza Mora Monroy, Docente, Colombia.
  1383. Beatriz Rastaldo, Poeta, Argentina.
  1384. Angélica Gutiérrez Cárdenas, Docente, Colombia.
  1385. Marielle Palau, Socióloga, Paraguay.
  1386. Victoria Juárez Upiachihua, Servidora, Perú.
  1387. Jennifer Brooks, Maestra, México.
  1388. Karin Elmore, Coreógrafa, Perú.
  1389. Norma Sueli de Araújo Menezes, Professora, Brasil.
  1390. Alfredo Antonio Ramos, Poeta, Venezuela.
  1391. Francisco Javier Manterola Icaza, Artista, México.
  1392. Ricardo de León, Poeta, México.
  1393. Danahe Zablah, Psicóloga, Chile.
  1394. Lukax Santana, Artista, Chile.
  1395. José Antonio González Serrano, Consultor, México.
  1396. Elda Aranda Borbón, Psicoterapeuta, México.
  1397. Isabel Camargo, ARTISTA, Colombia.
  1398. Minerva Garibay, Musica, México.
  1399. Sandra Alarcón, Trabajadora, Colombia.
  1400. Agustín Guambo, Poeta, Ecuador.
  1401. Luz Marina Martínez Peláez, Musica, Colombia.
  1402. Patricia José Douglas Villafañe, Bibliotecaria, Holanda.
  1403. Hannah Lieberman, estudiante, EUA.
  1404. Marcia Rodrigues, Profesora, Brasil.
  1405. Mariela Jara Salas, Comunicación, Perú.
  1406. Carlos López, Poeta, Guatemala.
  1407. Aída Quiñones Torres, Profesora, Colombia.
  1408. Esteban Charpentier, Poeta, Argentina.
  1409. Leonor Crespo, Educadora, Alemania.
  1410. Diego Mauricio Aponte Canencio, Médico, Colombia.
  1411. Márcia Batista Ramos, Escritora, Brasil.
  1412. Pablo Flórez Flórez, Comerciante, Colombia.
  1413. Julia Margarita Bautista Polanía, Gestora, Colombia.
  1414. Carlos Arturo Villamarín, Músico, Colombia.
  1415. Marcela Rodríguez Pinzón, Psicóloga, Colombia.
  1416. Claudia Platarrueda Vanegas, Antropóloga, Colombia.
  1417. Jazmín Lukes Castrillón, Ecofeminista, Colombia.
  1418. María Eugenia Ramírez Brisneda, Feminista, Colombia.
  1419. Luis Avella, Politólogo, Colombia.
  1420. Javier González, Profesor, México.
  1421. Adriana Victoria Mejía Flórez, Artista, Colombia.
  1422. Gladys Manrique Espíndola, Trabajadora Social, Colombia.
  1423. Isolina Victoria Linóleo Lobos, Arquitecta, Chile.
  1424. Carmen Victoria Blanco Valer, Educadora, Perú/Suecia.
  1425. Esmeralda Guerra Pérez, GestoraCultural, Colombia.
  1426. María Niño Corredor, Ciudadana, Colombia.
  1427. Sandra Lema Ruiz, Artista, Chile.
  1428. Bibiana Andrea Betancourth Barón, MaestraEscénicas, Colombia.
  1429. Luna Vera, Artista, Colombia.
  1430. Juan Manuel Matos López, Periodista, España.
  1431. Pau Soler Domenech, Documentalista, Catalunya.
  1432. Bertila Espino, Naturalista, Nicaragua.
  1433. Leydis Linero Palma, Maestra, Colombia.
  1434. Ángel María Páez Gómez, Escritor, Colombia.
  1435. Gloria Esperanza Jaramillo Zuluaga, Artista, Colombia.
  1436. Ronaldo Aguilar, Ingeniero, Chile.
  1437. Danivir Kent Gutiérrez, Profesora, México.
  1438. Francisco Navarro, Poeta, México.
  1439. Julia Amparo Cifuentes Duque, Ciudadana, Colombia.
  1440. Aura Linda Arguello Angulo, Ciudadana, Colombia.
  1441. Rael Silva Morin, Periodista, Perú.
  1442. Héctor Jaime Cifuentes Duque, Ciudadano, Colombia.
  1443. Lyssette Reza, Pintora, México.
  1444. Pablo Emilio Escobar Polania, Historiador, Colombia.
  1445. Luis Dussan C, Abogado, Colombia.
  1446. Tere González Cuamatzi, Maestra, México.
  1447. Mariana Calle Cifuentes, Negocios, Colombia.
  1448. Gloria Dellanid Marín Ríos, Docente, Colombia.
  1449. Samuel López Padilla, JPIC, México.
  1450. Ruby Stella Morales Sierra, Periodista, Colombia.
  1451. Alex Emilio Hincapié Palmezano, Compositor, Ecuador.
  1452. Manuel Chamorro, Docente, Colombia.
  1453. Aura Janeth Hazbón, Ingeniera, Colombia.
  1454. Viviana Vásquez, Humanista, Colombia.
  1455. Marta Buriticá, Ciudadana, Colombia.
  1456. Arabella Salaverry Pardo, Escritora, Costa Rica.
  1457. Rafael Posada, Ciudadana, Francia.
  1458. Ignacio Rodríguez Malagón, Artesano, México.
  1459. Aline Mackissack Maldonado, Artista, México.
  1460. Oscar Medina, Ingeniero, Colombia.
  1461. Nidia Marina González Vásquez, Docente, Costa Rica.
  1462. María Helena Céspedes Siabato, Poeta, Colombia.
  1463. Luis Alberto Castaño Martínez, Periodista, Colombia.
  1464. Adriana Hernández, Artista, EUA.
  1465. Julián Eljach Pacheco, Médico, Colombia.
  1466. Edilberto Rodríguez León, DefensorDDHH, Colombia.
  1467. Álvaro Patiño, Profesor, Colombia.
  1468. Erika Castro Becerra, Socióloga, Colombia.
  1469. Rodrigo Flores Ortiz, Escultor, México.
  1470. Rafael Moure, Fotógrafo, Colombia.
  1471. Sofia Molano, Agropecuaria, Colombia.
  1472. Gloria Elena Gutiérrez Ortiz, Escritora, Colombia.
  1473. Olga Goldenberg Guvara, Poeta, Costa Rica.
  1474. Nelson Orlando Pérez Peña, DefensorDDHH, Colombia.
  1475. Susana Maribel Ilizarbe Pizarro, Antropóloga, Perú.
  1476. Luis Eduardo Arroyo Sanabria, Ciudadano, Colombia.
  1477. Muriel Angulo, Artista, Colombia.
  1478. Rafael Antonio Botero Restrepo, Escritor, Colombia.
  1479. Olma Gladys Agudelo Lopera, Escritora, Colombia.
  1480. Jorge Eduardo Ángel, Empresario, Colombia.
  1481. María Isabel Mesa H, Docente, Colombia.
  1482. Beatriz Wilches, Psicóloga, Colombia.
  1483. Liliana Mesa H, Psicóloga, Colombia.
  1484. Helena Jaramillo, Médica, Colombia.
  1485. María Eugenia Narbona Véliz, Ciudadana, Chile.
  1486. Laura Camila Torres Pacheco, Artista, Colombia.
  1487. Lina Meruane, Escritora, Chile.
  1488. Edgar Fernando Cuesta Fernandez, Programador, Colombia.
  1489. Sergio Rene Bassa, Ciudadano, ARGENTINA.
  1490. Luis Alfredo Fernando Hernández Zuluaga, Docente, Colombia.
  1491. Mónica Lucía Castro Bermúdez, Psicoorientadora, Colombia.
  1492. José Jiménez Correa, Docente, Colombia.
  1493. Lucette Romero de Pindray, Ilustradora, Colombia.
  1494. Vicky Valencia Robles, Cinematografista, Colombia.
  1495. Luis Humberto Pulgarín Mejía, Poeta, Colombia.
  1496. Davina Guadalupe Ponce Martínez, ActivistaDDHH, México.
  1497. Rubén Rom, Escultor, Argentina.
  1498. Ariel Barrera-Haddad, Asoárabe, Colombia.
  1499. Julio César Goyes Narváez, Escritor, Colombia.
  1500. Myriam Montañez, Artista, Colombia.
  1501. Alex Hernández, Ciudadano, Chile.
  1502. Javier Nava González, Académico, México.
  1503. Adriana Ordoñez Ortiz, Terapeuta, México.
  1504. Nancy Ruth López Flórez, Docente, Colombia.
  1505. Ana María Serrano Urrutia, Humanista, Chile.
  1506. Alba Lucía Naranjo Márquez, Trabajadora Social, Colombia.
  1507. María Victoria Torres, ProfesionalCHumanas, Colombia.
  1508. Isabelle Dierckx, Directora, Bèlgica.
  1509. Gustavo Parra Barrios, Comunicador, Colombia.
  1510. Diego Vargas, Ciudadano, Colombia.
  1511. Sergio Talero, Pastor/Teólogo, Colombia.
  1512. Matilde Vargas Cadena, Docente, Colombia.
  1513. Liz Rincón Suárez, Profesora, Colombia.
  1514. Ana María Sánchez, Abogada, Colombia.
  1515. Francisco Contreras Mira, Actor, España.
  1516. Marisa Murad, Abogada, Argentina.
  1517. Angelina Montenegro, Ingeniera, Chile.
  1518. Marjorie Verónica Braniff Pérez, Psicóloga, Chile.
  1519. Alejandro Barbú, Informático, Argentina.
  1520. Carmen Cecilia Urzola Maldonado, Filósofa, Colombia.
  1521. Diego Hernán Hurtado Cardona, AdministradorPublico, Colombia.
  1522. Francisco Leal Soto, Académico, Chile.
  1523. Hugo Alfonso Abreu Vanegas, Escritor, Colombia.
  1524. Isabel Camargo Bonilla, Artista, Colombia.
  1525. Juan Ramón Leal Soto, Trabajadora Social, Chile.
  1526. Patt Mazorca, Docente, México.
  1527. María del Rocío Becerril Porras, Coreógrafa, México.
  1528. German Eduardo Mendoza Vanegas, GestorCultural, Colombia.
  1529. Carlos Alberto Huamán Arellano, Poeta, Perú.
  1530. Martha Ivania Chávez, Ciudadana, Nicaragua.
  1531. Ernestina Elorriaga, Educadora, Argentina.
  1532. Edgar Varón Oviedo, Artista, Colombia.
  1533. Andrés Fernando Benavides, Percusionista, Colombia.
  1534. Rómulo Polo Flórez, Diseñador, Colombia.
  1535. Luz Marina Gil Vanegas, Actriz, Colombia.
  1536. Juan Guillermo Quintero Escobar, Actor, Colombia.
  1537. María Esther Forero Galvis Docente, Docente, Colombia.
  1538. Libia Borbón, Ciudadana, Francia.
  1539. Emmanuel Alejandro Franco Navarro, Poeta, México.
  1540. Paloma Cuevas R, Escritora, México.
  1541. Rafael Orlando Caro Isaza, Dramaturgo, Colombia.
  1542. Eliécer Jiménez Julio, Periodista, Suiza.
  1543. Ana María Arenas Mejía, Actriz, Colombia.
  1544. Paola Arias Lozano, Artista, Colombia/España.
  1545. Abigail Suarez Flórez, Profesora, Alemania.
  1546. Olga Lucia Carreño Larrota, Ciudadana, Colombia.
  1547. María Fajardo Cajamarca, Docente, Ecuador.
  1548. Carlos Bernal Leiva, Dramaturgo, España.
  1549. Rumaldo Alberto Villalobos Martínez, Médico, Colombia.
  1550. Javier Gutiérrez Lozano, Ciudadano, Colombia.
  1551. Luz Marina Marín Restrepo, Ciudadana, Colombia.
  1552. Hassen Ismael Papadas Zavala, Marino, Honduras.
  1553. Antonio Stalin García, Docente, Colombia.
  1554. María Behrens, Terapeuta, Argentina.
  1555. Gustavo Mantilla Herrera, Escultor, Colombia.
  1556. Richard Borbor, Ingeniero, Ecuador.
  1557. Alejandro Banda, Poeta, Chile.
  1558. Juan Carlos Martínez Hofmann, Docente, Chile/Canadá.
  1559. Min-Lay Nahrstedt, Erzieher, Deutschland.
  1560. Luz Marina Dueñas Urquijo, Docente, Colombia.
  1561. Alfonso Franco Arbeláez, Docente, Colombia.
  1562. Dora Lucía Betancur Ángel, Filosofía, Colombia.
  1563. Bárbara Alicia Peña Cortés, Abogada, Colombia.
  1564. Ana León Urquijo, Docente, Colombia.
  1565. Víctor Julio Carrero Muñoz, Abogado, Colombia.
  1566. Francisco Dueñas, Pintor, Colombia.
  1567. Carlos Leonel George George, DefensorDDHH, Honduras.
  1568. Gloria Inés Sánchez Duque, Escritora, Colombia.
  1569. German Bedoya, Ciudadano, Colombia.
  1570. Juanita Barreto Gama, TrabajadoraSocial, Colombia.
  1571. Antonio Jorge Toledo Hernández, Músico, España.
  1572. Juan Carlos Cillero Florén, Ciudadano, España.
  1573. María Isabel Borrero, Comunicadora, Colombia.
  1574. Ana Arteaga Romero, GestoraCultural, México.
  1575. Guillermo Pinto, Teatrista, Perú.
  1576. Yazmín Adriana Luna Ramírez, Ciudadana, México.
  1577. Jorge E Franco A, Docente, Colombia.
  1578. Clea Eppelin Ugarte, Cineasta, Costa Rica.
  1579. Fidias Bernardo Lopez valenzuela, Geógrafo, Chile.
  1580. Jorge Yañez Reyes, Cantor, Chile.
  1581. Horacio Ortiz, Escritor, México.
  1582. Florizul Porras Duarte, Docente, Costa Rica.
  1583. Alonso de Jesús Pareja Rivera, Educador, Colombia.
  1584. Angela Ramírez Isaza, Ciudadana, Colombia.
  1585. Iris Xiomara Zavala del Cid, Forestal, Honduras.
  1586. Marcos Fabián Cortez González, Escritor, Chile.
  1587. Gabriel Jaime Franco, Poeta, Colombia.
  1588. Soledad Sandoval Zarauz, Ciudadana, México.
  1589. Claudia Helena Franco Uribe, Ciudadana, Colombia.
  1590. Lilia Magdalena Osorio Mejía, Ciudadana, Colombia.
  1591. Malva Mejía Arregui, Médico, México.
  1592. Gloria Rosiles Estrada, Docente, México.
  1593. Dina Castro Chadid, Historiadora, Colombia.
  1594. Víctor Hugo Reyes Alatriste, ProfesorEscénica, México.
  1595. Pablo Estrada, Editor, Colombia.
  1596. Ema Fernanda Vilches, Escritora, Argentina.
  1597. Martha Catalina Turbay Restrepo, Ciudadana, Colombia.
  1598. Maria Lucia Rapacci Gomez, Profesora, Colombia.
  1599. Sergio March, Psicólogo, México.
  1600. Isbel Hernández Monteagudo, Poeta, Cuba.
  1601. Graciela De Oliveira, Arquitecta, Argentina.
  1602. María Isabel Martínez Garzón, Librera, Colombia.
  1603. Ulises Morales, Consultor, México.
  1604. Alba Martha Lopez Salazar, Ciudadana, Colombia.
  1605. Eddy Mireya Martín, Ilustradora, Colombia.
  1606. María Consuelo Vela Vela, Psicóloga, Colombia.
  1607. Marcela Rodríguez Diaz, Ciudadana, Colombia.
  1608. Chari de Goyeneche, Peintre, Francia.
  1609. Angélica Smith Pérez, Profesora, Chile.
  1610. Vivi Folà Drums, Música, Colombia.
  1611. Ivonne Herrera Huerta, Arquitecto, México.
  1612. María Elizabeth Beltran Ortiz, Médica, Colombia.
  1613. Diana Fernández Villegas, Automoma, España.
  1614. Paula Andrea Oviedo, humanista, Argentina.
  1615. Ithué Vieitez, Artista, Uruguay.
  1616. Isis Maldonado Astudillo, Actriz, Chile.
  1617. Rens Veninga, Artista, Chile.
  1618. Mónica Silva Monge, Periodista, Chile.
  1619. Sara Tufano, Socióloga, Colombia.
  1620. Fabián Olivares, Escritor, Colombia.
  1621. Dante Pérez Covarrubias, Profesor, México.
  1622. Antonio Santo Tigre, Engenheiro, Brasil.
  1623. Nuri Jazmin Corvalan Alle, Psicóloga, Chile.
  1624. Lluvia Barrera Rivas, ArtistaEscénica, México.
  1625. Is Delgadillo, Artista, México.
  1626. Norton Robledo, Poeta, Chile.
  1627. Mirtha Susana Corvalan Alle, Ciudadana, Chile.
  1628. Claudio Guillermo Perry Rosas, Psicólogo, Chile.
  1629. Noemi Baeza Henríquez, Ciduadana, Chile.
  1630. Nohra Rodríguez, Ciudadana, Colombia.
  1631. Paula Moreno, Enfermera, Australia.
  1632. Nemer Netto, ProdutorRural, Brasil.
  1633. Marcelo Andrés Medina Bustos, Biólogo, Chile.
  1634. María Eugenia Zamarra Brand, Ciudadana, Colombia.
  1635. Melina Ángel, Científica, Colombia.
  1636. Lidice Álvarez, Profesora, Colombia.
  1637. María Duarte, Médica , Colombia.
  1638. Amparo Hernández Bello, Investigadora, Colombia.
  1639. Francisco Cepeda López, Ciudadano, Colombia.
  1640. María Nidia Idaly Díaz Garzón, Abogada, Colombia.
  1641. Zainab Caram, Escritora, Argentina.
  1642. Anabella Castagñino, Diseñadora, Argentina.
  1643. Christopher Lasso Díaz, Docente, México.
  1644. Jaime Humberto Vargas Leguizamo, Educador, Colombia.
  1645. Rosmary del Valle Rosales Barrios, Poeta, Venezuela.
  1646. Joaquín Efraín Castillo Villegas, Docente, Venezuela.
  1647. Margaret Randall, Escritora, EUA.
  1648. Giordana García Sojo, Escritora, Venezuela.
  1649. Ronald Gallardo Duarhtt, Poeta, Chile.
  1650. Roberto Brito, Sociólogo, México.
  1651. John Osorio Giraldo, Escritor, Colombia.
  1652. Claudia Ortiz, Salubrista, Colombia.
  1653. María Astrid Zapata Medina, Ciudadana, Colombia.
  1654. Amalfi Rendón, Artista, Colombia.
  1655. Natasha Lopera Vidal, Criminóloga, Colombia.
  1656. Rui Alegre, Ciudadano, Portugal.
  1657. María Gloria Cancino Gatica, Folklorista, Chile.
  1658. Emilia Soriano, Profesora, México.
  1659. Félix Hernando Riaño Guzmán, Músico, Colombia.
  1660. Luz Mirian Moreno, Ciudadana, Colombia.
  1661. Ivonne Wilches Mahecha, Consultora, Colombia.
  1662. Diana Vacca, Ciudadana, Colombia.
  1663. Mauricio Gallego, Ingeniero, Colombia.
  1664. Lucero Álvarez, Docente, Colombia.
  1665. Gercyane Oliveira, Jornalista, Brasil.
  1666. Ivonne Herrera Huerta, Arquitecto, México.
  1667. Armando Adolfo Lorduy Castillo, Médico, Colombia.
  1668. Frédérique Catherine Drilhon, Arquitecta, México.
  1669. Antonio Trujillo, Poeta, Venezuela.
  1670. Jorge Boccanera, Poeta, Argentina.
  1671. Beatriz Alejandra Hernández Acevedo, Semillas Verdes, Colombia.
  1672. Enrique Hernández D´Jesús, Poeta, Venezuela.
  1673. Pablo Virgili Benítez, Escritor, Cuba.
  1674. María Cecilia Salas Guerra, Profesora, Colombia.
  1675. Javier Naranjo Moreno, Docente, Colombia.
  1676. Luis Alfredo Aarón Leonis, Escritor, Colombia.
  1677. Humberto Hazbun Lombana, Abogado, Colombia.
  1678. David Birenbaum, Docente, Argentina.
  1679. John Henry Fonseca Guarín, Poeta, Colombia.
  1680. Nicolás Díaz, Poeta, Colombia.
  1681. Eduardo González, Poeta, Colombia.
  1682. Beatriz Helena Robledo, Escritora, Colombia.
  1683. Julio Borromé, Poeta, Venezuela.
  1684. Daniel Montoya, Poeta, Colombia.
  1685. Carmen Rosa Ollé Nava, Escritora, Perú.
  1686. Natalia Montejo Vélez, Poeta, Colombia.
  1687. Yesid Contreras Beltrán, Escritor, Colombia /México.
  1688. Fausto Marcelo Ávila Ávila, Escritor, Colombia.
  1689. Mario Rey, Escritor, México.
  1690. Camilo Restrepo Monsalve, Poeta, Colombia.
  1691. Yuri Patiño, Poeta, Venezuela.
  1692. Edwin Alberto Herrera Jiménez, Escritor, Colombia.
  1693. Gustavo Andrés Valdés Acero, Docente, Colombia.
  1694. Agustín Ramos, Novelista, México.
  1695. Andrés Felipe López León, Lector, Colombia.
  1696. Xavier Rodríguez Marrero, Escritor, Venezuela.
  1697. Norma Elena Palm Rojas, Docente, Venezuela.
  1698. José Luis Dávila, Cineasta, Venezuela.
  1699. Elías Agustín Ramos Blancas, Novelista, México.
  1700. Jerson Orlando Zambrano Guerrero, Docente, Venezuela.
  1701. Mónica Laneri, Poeta, Paraguay.
  1702. José Gómez, Escritor, Ecuador.
  1703. German Alberto Arturo Rivas, Economista, Colombia.
  1704. Leticia Ximena Rojas Moya, Docente, Venezuela.
  1705. Fabio Martínez, Escritor, Colombia.
  1706. Mariajosé Escobar, Escritora, Venezuela.
  1707. Mario Casartelli, Artista, Paraguay.
  1708. Venus Ledezma Azuaje, Escritora, Venezuela.
  1709. Luis Benjamín Luque Cardona, Educador, Venezuela.
  1710. Mervin José Rodríguez López, Cantaautor, Venezuela.
  1711. Lourdes Irama Contreras Dávila, Docente, Venezuela.
  1712. Leopoldo El Teuco Castilla, Poeta, Argentina.
  1713. Karel Leyva, Poeta, Cuba.
  1714. Enrique Sánchez, Poeta, Perú.
  1715. Carlos Aprea, Escritor, Argentina.
  1716. Óscar Saavedra Villarroel, Poeta, Chile.
  1717. Ana María Oviedo Palomares, Poeta, Venezuela.
  1718. Eli Caicedo, Poeta, Venezuela.
  1719. Pedro Péglez González, Poeta, Cuba.
  1720. Saúl Gómez Mantilla, Poeta, Colombia.
  1721. Fernando Linero, Poeta, Colombia.
  1722. Miguel Mendoza Barreto, Poeta, Venezuela.
  1723. Guillermo Luque Cardona, Historiador, Venezuela.
  1724. Rudy Alfonzo Gómez Rivas, Poeta, Guatemala.
  1725. Amparo Andrade Loaiza, Poeta, Colombia.
  1726. Marcos Juvencio Fuenmayor Contreras, Historiador, Venezuela.
  1727. Inti Clark Boscán, Poeta, Venezuela.
  1728. Mariana Ruiz Palomares, Poeta, Venezuela.
  1729. Ernesto Antonio Cañizalez, Poeta, Venezuela.
  1730. Franco Diaz, Profesor, Venezuela.
  1731. Caroll Patricia Terán Díaz, Periodista, Venezuela.
  1732. Gustavo Adolfo Márquez Marín, Ingeniero, Venezuela.
  1733. Ender Rodríguez, Poeta, Venezuela.
  1734. José Alvarado, Comunicador, Venezuela.
  1735. Elizabeth Leal de Arévalo, Profesora, Venezuela.
  1736. Henrique G Bond Verar, Arquitecto, Venezuela.
  1737. Mariadela Villanueva Brandt, Socióloga, Venezuela.
  1738. Alexander Muñoz Garzón, Escritor, Colombia.
  1739. Manuel Isidro Molina, Periodista, Venezuela.
  1740. Mónica Lucía Suárez Beltrán, Poeta, Colombia.
  1741. Orlando Ugueto Escobar, Periodista, Venezuela.
  1742. Ángel Del Miranda, Pensador, Venezuela.
  1743. Alfredo Palacios Marte, Periodista, Venezuela.
  1744. Iván Padilla Bravo, periodista, Venezuela.
  1745. José Jenaro Rueda Rodríguez, Editor, Venezuela.
  1746. Nicolás Antonioli, Poeta, Argentina.
  1747. Cristina A González Q, Periodista, Venezuela.
  1748. Rayen Kvyeh, Poeta, Pueblo Mapuche.
  1749. Ricardo Romero Romero, Escritor, Venezuela.
  1750. Sarah Ester Espinoza Márquez, Periodista, Venezuela.
  1751. Juan López, Docente, Venezuela.
  1752. Viveca Rose Baiz Juliac, Cineasta, Venezuela.
  1753. Michée Darmas, Poeta, Haití.
  1754. Alfredo Vanín, Poeta, Colombia.
  1755. Julio Manuel Parada Gómez, Antropólogo, Venezuela.
  1756. Julio César Oropeza Oropeza, Artesano, Venezuela.
  1757. Aivel Gómez Espíndola, Antropologa, Venezuela.
  1758. Alejandro Serrano, Actor, Venezuela.
  1759. José Águila Muñoz, Educador, Venezuela.
  1760. Isabel Piña, Docente, Venezuela.
  1761. Henny Consuelo Rodríguez Caripá, Artesana, Venezuela.
  1762. Erick Leonardo Gutiérrez García, Profesor, Venezuela.
  1763. Maury Abraham Márquez González, Antropólogo, Venezuela.
  1764. María de Lourdes Figueredo Burgos, Docente, Venezuela.
  1765. Jesús “Paicosa” Guzmán, Músico, Venezuela.
  1766. Zaida J Rauseo R, Periodista, Venezuela.
  1767. Rosalinda Chanaga, Administrador, Venezuela.
  1768. Miguel Arcángel Manrique Torrealba, Investigador, Venezuela.
  1769. Aura Marina Lunar, Profesora, Venezuela.
  1770. Carmen Medina, Artesana, Venezuela.
  1771. Alonso Dávila, Escritor, Venezuela.
  1772. Wilmer José Rojas Quintero, Cultor, Venezuela.
  1773. Rosa María Difalco Delgado, Antropóloga, Venezuela.
  1774. Bettina Omaira Pacheco Oropeza, Profesora, Venezuela.
  1775. Luis Rojas Ledezma, Abogado, Venezuela.
  1776. Orlando Peraza, Profesor, Venezuela.
  1777. Julio Escalona, Cantautor, Venezuela.
  1778. Lizbeth Marina Mendoza Pacheco, Docente, Venezuela.
  1779. Vanessa Naranjo, Docente, Venezuela.
  1780. Blaz Bencomo, Artesano, Venezuela.
  1781. Fidel Flores, Escritor, Venezuela.
  1782. Noel Padilla-Fernández, Profesor, Venezuela.
  1783. Celia Mercedes Alviarez Molina, Escritora, Venezuela.
  1784. César Vitelio Uzcátegui Mantilla, Antropólogo, Venezuela.
  1785. Edgar José Barreto González, Poeta, Venezuela.
  1786. José Gregorio Jiménez Capuano, Odontólogo, Venezuela.
  1787. José Rafael Fernández Alvarado, Artista plástico, Venezuela.
  1788. María Teresa Yescas Navarro, Profesora, México.
  1789. Ceres Felicita González Bravo, Docente, Venezuela.
  1790. Rubén Lupercio Serrano Jiménez, Cineasta, Venezuela.
  1791. Carlos José López Linarez, Músico, Venezuela.
  1792. Zuleima Coronito Ramírez, Ciudadana, Venezuela.
  1793. Fernando Ramón Berroterán Freites, Poeta, Venezuela.
  1794. María Teresa Valencia Rodríguez, Antropóloga, Colombia.
  1795. Alirio Montiel Urdaneta, Educador, Venezuela.
  1796. Neida Beatriz Atencio Castellano, Escritora, Venezuela.
  1797. Mirian J Sosa, Cultora, Venezuela.
  1798. Rafael Ángel Godoy Villasmil, Economista, Venezuela.
  1799. Kamal Hazan Álvarez, Medios comunitarios, Venezuela.
  1800. Dia Nader, Embajadora, Venezuela.
  1801. Miguel Alejandro Montilla Mendoza, Artista plástico, Venezuela.
  1802. Henriette Arreaza Adam, Escritora, Venezuela.
  1803. Lusi Videla Núñez, Antropóloga, Venezuela.
  1804. Carmen Vallarino, Profesora, Venezuela.
  1805. Jesús Ángel Volcanes Márquez, Artesano, Venezuela.
  1806. Joel José Linares Moreno, Escritor, Venezuela.
  1807. Liliane Marie Blaser Aza, Documentalista, Venezuela.
  1808. Ninfa María Monasterios Guevara, Poeta, Venezuela.
  1809. Claudia Elena Clavijo Guevara, Investigadora Social, España.
  1810. Augusto Gesner Solano Oviedo, Poeta, Venezuela.
  1811. Tarik Souki Farías, Escritor, Venezuela.
  1812. Samuel García García Carucí, Ingeniero, Venezuela.
  1813. Esperanza Rodríguez Rodríguez, Docente, Colombia.
  1814. Jehad Yousef, Médico, Venezuela.
  1815. Francisco Torralba Allué, Jubilado, España.
  1816. Pablo A. de la Vega M., Periodista, Ecuador.
  1817. Rodrigo Navarrete Navarrete, Artista, Ecuador.
  1818. Teresa Maniglia, Periodista, Venezuela.
  1819. Christian Patricio Viteri Chávez, Artista, Ecuador.
  1820. Vanessa Lizeth Sánchez Troya, Artista, Ecuador.
  1821. Elena Pasionaria Rodríguez Pazmiño, Docente, Ecuador.
  1822. Pavel Égüez, Artista, Ecuador.
  1823. Iván Morales Sánchez, Director de teatro, Ecuador.
  1824. Pierre Chapon, Profesor, Francia.
  1825. William Trujillo, Artista visual, Ecuador.
  1826. Pavel Égüez, Artista, Ecuador.
  1827. Diana Novillo, Cientista social, Ecuador.
  1828. Mario Rafael Maldonado Rivadeneira, Cantautor, Ecuador.
  1829. Ilonka Vargas F., Artista, Ecuador.
  1830. María Luisa González Lalama, Bailarina, Ecuador.
  1831. Alfonso Fernández Vilches, Artesano, España.
  1832. Alejandro Santillán Magaldi, Cineasta y escritor, Ecuador.
  1833. Manuel Salgado Tamayo, Profesor, Ecuador.
  1834. Olaya Hanashiro, Politóloga, Brasil / Ecuador.
  1835. Zenaida Margarita Hernández Montes de Oca, Periodista, Venezuela.
  1836. León Papik Troconiz Matute, Poeta, Venezuela / Argentina.
  1837. Reina Marianella García, Socióloga, Venezuela.
  1838. José Rosario Araujo, Periodista, Venezuela.
  1839. Nicola Hadwa Shahwan, Conductor RadioTV, Chile.
  1840. María Isabel García Mayorca, Poeta, Colombia.
  1841. Martha Chávez Negrete, Profesora, Ecuador.
  1842. Gildardo Pérez Bolívar, Matachín, Colombia.
  1843. María Cecilia Gómez Pinilla, Documentalista, Colombia.
  1844. Elizabeth Toro Bedoya, Pintora, EUA.
  1845. Christian Rodríguez, Psicólogo, Francia.
  1846. Sonia Martínez Ruhana, Abogada, Colombia.
  1847. César Lazo, Escritor, Honduras.
  1848. Rida Aljure, Abogada, Colombia.
  1849. Carlos Augusto Hernández, Profesor, Colombia.
  1850. Paulo Engels Ferreira Paulinho, Músico, Brasil.
  1851. Lheorana Carolina González Berríos, Artista, Venezuela.
  1852. Diana María Acevedo Zapata, Filósofa, Colombia.
  1853. Yamila Castillo Dager, Profesora, Venezuela.
  1854. Alejandrina Reyes, Rectora UNESR, Venezuela.
  1855. Henrique Bond, Arquitecto, Venezuela.
  1856. Zulammy Santander, Actriz, Venezuela.
  1857. Carlos González, Periodista, Venezuela.
  1858. Yrali López, Actriz, Venezuela.
  1859. Willian Ali Pereira, Teatrista, Venezuela.
  1860. José Collazo, Actor de teatro, Venezuela.
  1861. Sandra Zapata, Editora, Venezuela.
  1862. Iván Padilla Bravo, Periodista, Venezuela.
  1863. Jorge Luis Dávila Quintero, Artista, Venezuela.
  1864. Leopoldo Castilla, Poeta, Argentina.
  1865. Mar Russo, Poeta, Argentina / EUA.
  1866. Danilo Urtecho, Escritor, Nicaragua.
  1867. Alma Karla Sandoval, Escritora, México.
  1868. Fabio Jurado Valencia, Profesor, Colombia.
  1869. Liliana Lukin, Escritora, Argentina.
  1870. Rosaura Mestizo Mayorga, Poeta, Colombia.
  1871. Diana María Acevedo Zapata, Filósofa, Colombia.
  1872. Víctor Enrique Bonilla Castillo, Académico, Colombia / México.
  1873. Alejandro Cortés González, Poeta, Colombia.
  1874. Emiliano Pardo-Tristán, Músico, Panamá.
  1875. Carlos Montúfar Talavera, Artista, Panamá.
  1876. Gerardo Martínez Hernández, Profesor-Músico, México.
  1877. Rosario Cortés Arrieta, Enseñanza, Suecia.
  1878. Leandro Raúl Frígoli, Escritor, Argentina.
  1879. Malin Sunesson, Profesora, Suecia.
  1880. Marta Eek, Profesora, Suecia.

 

 (Actualizado al 7 de febrero de 2024)

Para suscribir la carta PULSE AQUÍ

Pintura de la artista palestina Heba Zagout, sin datos. [Tomado de la internet]

Y respondí que sí quiero Sí

Por Luz Helena Cordero Villamizar

Algunas veces la lectura de un texto se convierte en un proyecto indefinido, un asunto sumergido en las aguas del deseo que por épocas se hunde, en otras aflora para llamar nuestra atención, y nuevamente lo dejamos naufragar en la inconciencia hasta la próxima vez. Placer aplazado, ansiosa procrastinación, uno de esos amores que nunca se concretan. Quizá temor de iniciarlo y fracasar. Hasta que un día se acaban las excusas y nos decimos el tajante ahora o nunca. Y sí. Empezamos la lectura sabiendo que ahora sí será para siempre, es decir, hasta el último capítulo, hasta la última página.

Y el último capítulo es el impresionante monólogo de Molly Bloom que hace un tiempo había devorado deprisa, desprendido de las casi ochocientas páginas que le preceden, y que no había logrado disfrutar. Sí. Hablo de Ulises de James Joyce, la lectura más aplazada de mi vida. Hace justamente un año, el pasado 2 de febrero de 2022, se cumplió un siglo de su publicación en París y el aniversario fue celebrado con nuevas ediciones, artículos, textos, videos, obras de teatro, conferencias, y quién sabe cuántos brindis y caminatas por Dublín, la ciudad en la que transcurren las historias. Digo las y no la historia porque la novela que ha provocado más estudios desde que vio la luz se ocupa de tantos temas y teje tantos sucesos, experiencias o hechos, como caben en la mente individual y colectiva de sus personajes, o como fluye la vida misma en cada segundo transcurrido.

No escribiré aquí sobre el fenómeno literario Ulises, sobre su complejidad narrativa, la combinación de técnicas estilísticas, la vasta erudición e inteligencia, o sobre el humor y la ironía que se riegan por sus páginas; tampoco me referiré a sus múltiples personajes, a sus protagonistas Leopold Bloom y Stephen Dedalus; menos al tema irlandés, judío, a la crítica de la iglesia y de la realeza británica, o al maravilloso parangón entre el viaje descrito por Homero en la Odisea y el recorrido espacial y temporal que un individuo hace en tan solo un día de su vida. Abundan los mil y un análisis y referencias a la obra de Joyce. Hastían las caminatas turísticas, la comercialización burda del autor y de su obra, las famosas celebraciones del Bloomsday que tienen lugar en Dublín cada 16 de junio, fecha en la que sucede la novela.

Quiero remitirme a la experiencia de la lectura, al placer derivado de ella, una vez despojada de prejuicios o temores sobre este monstruo de novela, como la solía llamar el propio Joyce. Fue el año 1983, mientras asistía a un taller de literatura en la Universidad Nacional, cuando escuché por primera vez la mención del Ulises de Joyce. Las palabras que me quedaron sonando fueron «monólogo interior» y «novela que revolucionó la forma de narrar». Cuando apenas se saborean los veinte años el tiempo es un océano insondable que hasta ahora proyectamos navegar, así que las cosas por hacer no solo deben, sino que pueden esperar. Pasaron muchos años en los que fueron otras las prioridades literarias, al punto de relegar por completo la curiosidad inicial.

A inicios de este siglo, en una Feria del Libro de Bogotá, me encontré con la edición de Tusquets, traducción de J. M. Valverde, y al adquirirla sentí que era el momento de pagar esa deuda conmigo. Varios meses estuvo frente a mí el rostro de Joyce desde la carátula haciéndome guiños con su único ojo y algún sábado, armada de valor, lo tomé por el lomo y empecé a meterle diente por el prólogo. ¡Error! Esto me costó primero la impaciencia y después la modorra, no por culpa de Valverde sino por mi arrogancia al pensar que aquello consistía en consumir erudición, antes que en experimentar placer. Así, cuando di el salto mortal hacia el primer capítulo, ya me sentía extenuada para enfrentar al bromista Buck Mulligan y su compañero, el altivo Stephen Dedalus quien, con su mente caótica, llena de Shakespeare y de literatura, no atiende asuntos prácticos ni familiares. De él se dirá que no quiso arrodillarse frente a su madre agonizante. A las ocho de la mañana se inicia el día en una vieja torre donde habitan estos amigos en las afueras de la ciudad.

Los juegos verbales y las alusiones a la historia, lo sarcástico y lo humorístico, es algo que se entiende mejor cuando se conoce a los personajes y cuando uno se familiariza con sus historias. Habrá que volver sobre ellos una y muchas veces más. Pero esto no es claro en la primera lectura. Por eso atravesar las cincuenta páginas de la primera parte, la «Telemaquiada», requirió varias sentadas, entre fatiga y bostezos, con esa culpa de lectora ineficaz. Y es que este libro impone una manera de leer y cuando la atención se dispersa, igual que ocurre con la mente de los personajes, es necesario volver atrás para comprender. ¿Y es que se trata de comprender?

Solo después pude conocer al señor Leopold Bloom, una suerte de judío errante, quien oficia como guía y articulador de toda la novela. Se experimenta algo de tranquilidad cuando uno se desprende de las caóticas cavilaciones con frases de largo aliento del joven Stephen y se acerca al hombre mayor que prepara el desayuno para su esposa y se entrega de lleno a ese monólogo con expresiones cortas, interrumpido a intervalos para hablar con su gata, con esos «¡Mrkñau!» como respuesta.

Seguir a Bloom por la cocina, acompañarlo a comprar su ración de riñón para freír, reconocer el barrio, los vecinos, y al regreso escucharlo cruzar unas pocas frases con Molly, verla a ella de perfil, recostada en la cama, hojeando una postal. Conocer la pareja a través de los pensamientos del hombre, seguirlo hasta el retrete para que descargue sus tripas y luego acompañarlo en su marcha hacia el cementerio, pues a las once asistirá al funeral del «¡pobre Dignam!» que ocurrirá un par de capítulos después.

Debo decir que este primer empeño me duró hasta el funeral. Ciento ochenta y cinco páginas recorridas, diálogos extraños, alusiones históricas, citas, pensamientos, descripciones, dosis fuerte para cerebros no dispuestos, o para lectores apacibles que suelen esperar del autor su ración masticada. Conmigo se cumplía una vez más lo tantas veces dicho sobre la novela a lo largo de su primer siglo: muchos no lo logran, mueren en el intento, muchos no pasan de las primeras páginas. James Joyce no solo lo sabía, lo hizo a propósito. Quería pasar a la inmortalidad con una obra que requiriera siglos en ser descifrada en toda su magnitud.

A lo anterior se añade que sus lectores en idiomas distintos al original debemos aceptar que el Ulises que leemos ha perdido con creces su música, su chispa, el juego con las palabras, arte en el que Joyce era un maestro. Jorge Luis Borges decía que verter esta novela al español era una tarea no solo ardua sino «casi imposible». También dijo que esta obra «incluye las páginas más caóticas y tediosas que registra la historia, pero también incluye las más perfectas».

Lo perfecto va en consonancia con el pensamiento y la emoción del lector, pues puede ocurrir que después del entierro de Paddy Dignam nos resulte absurdo un capítulo que emula los titulares de prensa, o una conversación sobre Shakespeare en la biblioteca, mientras vamos y venimos con Bloom por las calles de Dublín, esperamos a que se coma un tentempié, escuchamos las conversaciones que van desde la música hasta la cuestión judía, pasando por discusiones acaloradas, chismes, coqueteos, críticas, guiños y burlas a la sociedad irlandesa y a la británica, bogando, no sin esfuerzo, entre diferentes estilos literarios. Sorprenden los cambios en el ritmo, en el punto de vista del narrador, en la atmósfera. Llegamos a preguntarnos si el autor se burla de nosotros. O quizá quiere que gocemos como él la travesía, cada momento, cada cruce de palabras, cada escena. Sí. Se trata justamente de esto: de gozar cada giro verbal, cada línea, cada descripción, cada diálogo, aunque no todo se comprenda. Perder el miedo a transitar por el laberinto, abrirse a lo inesperado como Odiseo. Perderse, se aprende aquí, es un buen punto de partida que aligera y alivia la lectura.

Y la poesía, siempre la poesía habitándolo todo, incluso lo más profano, lo más asqueroso o lo moralmente reprochable. Al abrir cualquier página al azar, ella brota sin dificultad. Joyce también era poeta. En todos los temas que trata, el autor mezcla lo poético con datos históricos, filosóficos, políticos, literarios, científicos. Como en aquel bello desbordamiento al describir un hecho corriente, calentar agua en el fogón, cuando hace un elogio del agua por su universalidad, su «igualdad democrática», su vastedad en el océano, «la inquietud de sus olas y partículas superficiales visitando uno tras otros todos los puntos de su litoral…» y después de describir sus múltiples propiedades físico-químicas, cierra con «su ubicuidad al constituir el 90% del cuerpo humano» y remata con los «charcos estancados bajo la luna menguante».

Hay una escena de seducción en la playa, en el momento en que «el atardecer estival había comenzado a envolver el mundo en su misterioso abrazo» y que corresponde a un juego erótico voyerista-¿exhibicionista? entre Bloom y Gerty MacDowell, entre Ulises y Nausicaa, toda ella esbelta, graciosa, de «ojos brujos». El relato, a la manera de un folletín sentimental o novela rosa, al que la muchacha es aficionada, se entreteje con el pensamiento lascivo de Bloom. Todo lo que ocurre allí, todo lo descrito, es un banquete del lenguaje. Se asciende en temperatura, en detalles, en sensualidad, y se llega al clímax cuando las bengalas estallan en el cielo:

Gerty se echó muy atrás para mirar a lo alto los fuegos artificiales y se cogió la rodilla entre las manos para no caerse atrás al mirar y no había nadie que lo viera sino solo él y cuando reveló así del todo sus graciosas piernas, tan hermosamente formadas, tan flexibles y delicadamente redondeadas, le pareció oír el jadeo de su corazón, el ronco respirar de él… y ella se echó para atrás y las ligas eran azules haciendo juego por lo de la transparencia y todos lo vieron y gritaron mira… y tenía la cara invadida de un divino sofoco arrebatador de esforzarse echándose atrás y él le vio también las otras cosas, bragas de batista, el tejido que acaricia la piel… y a ella no le daba vergüenza, y a él tampoco de mirar de ese modo sin modestia porque él no podía resistir la visión de la prodigiosa revelación ofrecida a medias como esas bailarinas de falditas cortas…Ella habría deseado gritar hacia él con voz sofocada, extender sus brazos níveos para que viniera, sentir sus labios en la blanca frente, el clamar de un amor de muchacha, un grito ahogado, arrancado de ella, ese grito que corre a través de los siglos. Y entonces subió un cohete y pam un estallido cegador y ¡Ah! y todo el mundo gritó ¡Ah! ¡Ah! en arrebatos y se desbordó de ella un torrente de cabellos de oro en lluvia…

Y no son solo las bengalas las que estallan. Erotismo, morbosidad, lujuria, sarcasmo, poesía…

Las horas del día marcan el compás de la narración y cuando se aproxima la noche, somos conducidos al barrio de los burdeles. Estamos en el emblemático y exigente capítulo quince, que se ha descrito como una novela dentro de la novela, no solo por su extensión, sino por las tramas y los diálogos alucinantes que allí tienen lugar, a modo de un drama teatral. La atmósfera pesada del burdel mezclada con humor, escenas surreales y juicios absurdos al mejor estilo Lewis Carroll, las fuertes voces y la personalidad de las prostitutas que les dicen las verdades a borrachos intelectuales, Stephen Dedalus entre ellos. Y un turbio Bloom que lo rescata de los golpes para iniciar con él una larga caminata, una honda conversación que terminará en su casa en la madrugada y que se desarrolla en los siguientes capítulos, extensos y vibrantes. A estas alturas ya no queremos perdernos nada de lo que ocurre entre los dos hombres.

Aunque marginales, por el enorme peso del punto de vista masculino, algunos personajes femeninos exhiben comportamientos transgresores respecto al puritanismo irlandés predominante en la época en que fue escrita la novela. En ellas, así como en el narrador omnisciente y en el pensamiento de Bloom, junto a mujeres convencionales y tontas, en varios momentos se manifiesta la crítica del rol femenino, de su cuerpo como mercancía, de la maternidad como centro de su mundo. Del mismo modo, los roles de los hombres son puestos en ridículo. Una mesera del bar del hotel Ormond dice: «Los hombres son unos idiotas de miedo». Bella, la matrona de las prostitutas, se ha convertido en hombre y ahora Bello humilla a Bloom: «¡Ya te enseñaré yo a portarte como un cagallero! Como te pille una huella en los pañales… Por el día, pondrás a remojar y restregarás nuestra olorosa ropa interior, también cuando nosotras las señoras no nos encontramos bien, y fregarás nuestros retretes con el traje recogido y una bayeta atada a la cola. Qué bonito será ¿no es verdad?»

Como casi todos los lectores del Ulises, pongo la mirada en la fuerza de Molly Bloom quien, pese a que solo aparece con voz propia en el capítulo final, está presente de manera trasversal en toda la novela. Ella, Penélope, no teje ni espera pacientemente el regreso del marido. Se prepara para recibir a su amante en su propia casa, en donde harán el amor una y otra vez en el cuarto matrimonial, sin asomo de culpas. Bloom lo sabe y nada puede hacer, solo irse a la calle y al regreso merodear por la casa, consolarse oliendo sus bragas, besando sus nalgas, entregarse nuevamente al onanismo. Es en el último capítulo cuando conocemos quién es esta mujer, mediante ese monumental monólogo, escrito conforme al flujo de su conciencia, en el que cavila acerca de su infancia, el tedio de su matrimonio, recuerda sus amantes y trae a colación un sinfín de hechos banales, fortuitos, o dramáticos, que pasan espontáneamente por su mente. A sus pies tiene a un marido pusilánime, que gravita en torno a sus encantos, y que está atado a ella, el prototipo de mujer que utiliza su cuerpo para lograr lo que quiere y lo que necesita.

Aunque en varios apartados se evidencia la mirada y la escritura del hombre que intenta pensar como mujer, es admirable la plasticidad del personaje, la riqueza de historias y su capacidad de sorprender. Penélope hilando en su mente, no para esperar pasivamente la llegada del varón, sino para ir a su encuentro, para atraerlo, enredarlo, poseerlo:

… Me gustaría encontrar un hombre así Dios mío no como esos otros burros además es joven aquellos chicos jóvenes tan finos que yo veía en el sitio de bañarse en la playa de Margate desde el lado de la roca de pie al sol desnudos como un dios o algo así y luego zambulléndose en el mar con ellos por qué no son así todos los hombres eso sería un buen consuelo para una mujer… eso sí que es belleza de verdad y poesía muchas veces me daban ganas de besarlo por todas partes también su cosa tan joven y tan bonita ahí sencillamente no me importaría metérmela en la boca si nadie mirara como si ello mismo te pidiera que lo chuparas tan limpio y blanco parecía él con su cara de niño y bien que lo haría yo en ½ minuto aunque se me fuera para abajo un poco como qué es sólo como sémola o rocío no hay peligro además estaría tan limpio comparado con esos cerdos de hombres me figuro que nunca se les ocurre lavársela de un año para otro…

Este monólogo interior, que ha merecido tantos escritos y admiración, fue añadido por Joyce posteriormente, como epílogo de la novela. ¡Y de qué modo logró salvar la gran deuda con las mujeres, contraída a lo largo de tantos capítulos! Henos aquí amasándolo, decantándolo, degustándolo. Este capítulo ha sido objeto de un juego de traducciones por parte de varios escritores. Existen múltiples versiones en castellano de la última página de la novela, travesura que inició precisamente Jorge Luis Borges. Es como si de este modo quisieran tocar la intimidad de esa mujer sensual y profunda, que en la versión del poeta argentino cierra con estas palabras:

…como me besó junto al paredón morisco y pensé lo mismo me da él que otro cualquiera y entonces le pedí con los ojos que me pidiera otra vez y entonces me pidió si quería sí para decirle sí mi flor serrana y primero lo abracé sí y encima mío lo agaché para que sintiera mis pechos toda fragancia sí y su corazón como enloquecido y sí yo dije sí quiero Sí.

Y cuando uno llega a aquel his heart was going like mad and yes I said yes I will Yes y ve el punto final, siente un estremecimiento. Es la alegría y el placer de haber intimado con el monstruo y de haberse dejado poseer. Porque esa obra, considerada la gran novela del siglo XX, entra en uno para quedarse, para maravillarlo y perturbarlo; sigue creciendo adentro, atrae muchas otras lecturas para extraer más sentidos, contenidos, y más gozo, mucho gozo hasta el infinito.

Y bien, después de aquel primer intento de lectura, a inicios del siglo XXI, la novela volvió al estante, cambió de lugar, se mimetizó y se extravió entre tantos libros, se sumió en un sueño esperando su momento, que era en realidad el mío. El despertar se produjo meses después de que la novela cumpliera un siglo de publicación, febrero de 2022, complaciendo así la predicción de su autor, cuando dijo que había escrito una obra de la que se hablaría en los próximos trescientos años. Puesto que obras de ese calibre no caducan, quien se estaba quedando sin tiempo para emprender el viaje era yo. Aquí entra en la historia un cómplice de viajes y de vida. Alguien –Ulises se llama a sí mismo Nadie—, a propósito del aniversario de la novela y enfrentado al mismo desafío desde tiempo atrás, me planteó la posibilidad de reemprender el camino en compañía. Tal vez a dos voces podríamos lidiar con el monstruo. ¿Qué tal una lectura a dúo, en voz alta?

Lo pensé por un momento, lo sopesé. ¿Estaba lista? ¿Tendría el empuje necesario para no claudicar? ¿Y si, una vez metidos en el laberinto, nos extraviábamos, cada uno en busca de su propio sentido, cada una por senderos distintos, de esos que se bifurcan? ¿Y si en el afán de avanzar cada quien con su ritmo, con su tiempo, al final nos tropezábamos, o incluso llegábamos a destrozarnos? ¿Qué iba a pasar si uno de los dos caía? La invitación era tentadora y se trataba justamente de leernos, de escucharnos, no solo para salir avante sino para disfrutarlo en pareja. El placer de una lectura compartida.

Tomé el grueso volumen en mis manos, advertí que los capítulos estaban marcados con dieciocho banderitas de colores, una por cada capítulo, una para cada jornada de lectura a dos voces, como si se tratara de un sendero escabroso, señalizado para evitar resbalones o caídas y siempre con una señal en la meta siguiente. El señor Joyce volvía a mirarme socarronamente desde la portada, como preguntándome ¿ahora sí? Entonces, igual que Molly, respondí ¡sí quiero Sí!

Para Efrén

Bogotá, 2 de febrero de 2023

Dersú Uzalá

Por Efrén Piña Rivera

Lo extraño y lo salvaje, naturaleza y realidad. Como entrelazar hilos pasándolos unos sobre otros, alternadamente, apretándolos, como una trenza.

¡Que empiece el tejido! La imagen del salvaje, el “buen salvaje” digamos, es un tema clásico. Tiene un largo recorrido en el cine y la literatura, en la ciencia y la filosofía. Entre muchas opciones elijo la referencia de un libro que también es película. Ambos desconocidos o casi olvidados, por lo menos en nuestro contexto. Esta breve nota es una invitación, un homenaje y una provocación. Dersú Uzalá es un clásico ruso entre las novelas de viajes. Su autor es Vladimir Arséniev. Fue llevado al cine por Akira Kurosawa. Se cuenta que el proyecto de una épica cinematográfica del maestro japonés fue aplazado varias veces y solo felizmente llevado a cabo con el apoyo de la Unión Soviética, en los inicios de los años setenta. La película fue reconocida con un Óscar en Hollywood, en plena guerra fría. No conozco detalles de cómo fue posible aquello, no sé si hay casos semejantes, pero eso también la hace interesante.

Dersú Uzalá se basa en los diarios de viaje del explorador Arséniev por el territorio del Ussuri, la taiga del “Lejano Oriente” ruso, más cerca del Pacífico que del Báltico o el Mar Negro. Kurosawa se desplaza al lugar y graba en exteriores “naturales”. Ambos, novela y película, describen la inmensa, exuberante y seguramente muy hermosa taiga, desde la mirada de un grupo de cosacos liderados por el protagonista de la película, un geógrafo y militar que irrumpe por la espesura del bosque, atravesando ríos y montañas. A comienzos del siglo XX, precisamente en tiempos de la guerra ruso- japonesa, y para gloria de la Madre Rusia, el “capitán” intenta capturar la naturaleza con sus instrumentos, reducir lo natural para recogerlo en mapas. Es inevitable la analogía de esta epopeya con los westerns, las historias y mitos del hombre de frontera del lejano y viejo Oeste americano, tan importantes para Kurosawa.

Un cruce de hilos y un apretón. Y como en Don Quijote de Cervantes, el relato cobra una especial significación a partir del momento en el que emerge la voz y se asoma la mirada de alguien más. Como alter-ego de Arséniev, entra a escena un anciano cazador del pueblo hezhen-gold, un “hombre natural”, Dersú, un anónimo tan universal, personificación arquetípica de la experiencia humana en la frontera. Pequeño y extrañamente ataviado, este hombre surge una noche de la nada para convertirse en el guía de la expedición científica y, de paso, en el espejo a través del cual el emisario del zar observa y se pregunta por el porvenir de la naturaleza en tiempos de progreso.

El solitario Dersú es un gran anfitrión. Se muestra sabio y cuidadoso, curioso y generoso. Arséniev contrasta su mundo e interpela la civilización en cada diálogo con el homo sylvestris: «Cuanto más observaba de cerca a ese hombre, más me gustaba -dice Arséniev-. Cada día descubría en él nuevas cualidades. Anteriormente pensaba que el egoísmo es especialmente característico del hombre salvaje y que el sentido de la humanidad, la filantropía y la atención para con el prójimo solo eran inherentes en los europeos. ¿No estaría equivocado?». Desde el inicio el cazador es leal al capitán de la expedición, a quien llama su amigo y para quien lee las señales del camino, los mensajes de los árboles.

El leitmotiv de la novela y de la película es el cruce de percepciones de la realidad, otra vez Don Quijote en medio de la naturaleza. En la literatura y el cine, una y otra vez se repite la misma trama, aunque cambie el contexto. Es un tema universal. Lo encontramos en los Andes y la Amazonia, en la taiga rusa, en el desierto árabe o en la selva africana, y en el Oeste norteamericano. Pero la pregunta por la naturaleza inquieta. Es belleza inhóspita, fuente de recursos, en ocasiones inaccesibles, espacio refractario de lo humano, en ocasiones campo virgen, provocador, disponible para el abuso y para la invención del mito, en ocasiones también un desafío a la omnipotencia de Fausto.

Póster de la película Dersú Uzala, dirigida por Akira Kurosawa, URSS, 1975.

Otro hilo alternado y un nuevo nudo. Hace mucho dejó de considerarse la naturaleza como aquel mundo físico y biológico, el entorno circundante que envuelve algo que somos y que no sabemos qué es, eso “que no ha sido creado por la intervención humana directa”. Con tal definición un “hombre natural”, sylvestris, digamos Dersú, es simplemente un absurdo oxímoron. No parece una buena definición. Si se indaga un poco en los antecedentes de la cuestión, es claro que se trata de un lugar, pero establecer las fronteras de lo natural es discusión de vieja data. Lo natural versus lo cultural, antítesis de lo artificial, opuesto a lo humano. Todo lo anterior y mucho más. Ojalá fuera así de simple la cuestión. Pero no. Ni siquiera se pueden homologar los términos cultura, artificio o humanidad, como antípodas de la naturaleza. Estas tres oposiciones son incomparables entre sí, ¡Qué lábil y escurridiza se ha tornado una noción que antes parecía tan firme! Y cuando la naturaleza connota una entidad sagrada o reverenciada, fuente de inspiración artística, espiritual y científica, la cuestión resbala hasta el fondo en la maraña.

En estos tiempos, de una exacerbada sensibilidad ambiental, con apuestas por la existencia de derechos para la naturaleza, cuando se exige un nuevo “contrato natural”, como lo propusiera Michel Serres, sin que se haya conseguido; en tiempos en los que la virtualidad ha actualizado los viejos debates epistemológicos sobre realidad y anti-realidad, monismo y dualismo, materialismo e idealismo, sin haber sido resueltos; en esta tercera década del siglo XXI la pregunta por la naturaleza nos ubica en medio de un campo minado. Y el uso de la metáfora tiene aquí varios sentidos, como zona límite, como incertidumbre, riesgo y peligro.

La imagen de Dersú recuerda cierto arquetipo: es a un tiempo médium, traductor y tejedor de realidades múltiples. Recibe el consejo del viento, habla con las estrellas, el sol y la luna, discute con leños ardientes, a través de ellos mantiene contacto con sus muertos. Y su gran sensibilidad, su asombrosa erudición, está ahora al servicio de la amistad. Su nobleza y disposición poco a poco se tornan en trampa. Las circunstancias llevan al viejo a desafiar a Kanga, el espíritu del bosque, el orden cósmico natural. Él contribuye de alguna manera con el “fin de la naturaleza”, de su propio lugar. Es imaginable la encrucijada y, al menos, un final desconcertante. Es claro que estos encuentros casi nunca terminan bien. Otro clásico en los relatos sobre la condición humana.

Una vuelta más y un nuevo nudo. Estamos ante la experiencia de un mundo sin antecedentes, asfixiantemente ilimitado, hasta hace muy poco inimaginable, pero que se asoma de manera intimidante, sin que comprendamos aún de que se trata. Un mundo que ocupa el nuestro y que llegó para quedarse. Hablemos del neologismo que lo define: el metaverso. ¿Debería usar el plural de esta palabra?

Algoritmos, experiencias inmersivas, inteligencia artificial. La tecnología moderna, los conceptos y procesos de simulación, modelación y sistematización aportan nuevos entornos y experiencias a lo humano: la manera de percibir el mundo es otra. Empezamos a devenir en creaciones digitales y algunos de nuestros vecinos ya lo son, y apenas nos estamos dando cuenta. ¿Quiénes son los creadores y quiénes las criaturas? Nuevas percepciones, nuevos procesos cognitivos, nuevas interpretaciones refundan la experiencia del mundo real. ¿Naturaleza?  Nueva realidad o artificio. ¿Ideología, reificación, pseudo-concreción? Estamos en los tiempos en que lo virtual es más real que lo natural, si es que alguna vez lo natural lo fue. Compartimos la sofisticación de la verdad y la experiencia sensorial. Y no es ficción.

Virtualidad, realidad aumentada, los ambientes de la Web 3.0. ¿En qué consistirá la versión 4.0.? Los entornos virtuales tridimensionales e interactivos, el metaverso y las experiencias inmersivas cada vez más extendidas redefinen lo humano y, como correlato, la naturaleza huida. Control y despersonalización, manipulación y exclusión, creación de mundos, realidades alternas y automatización. ¿Qué es ahora el hombre natural? Ya está dicho: un oxímoron. Pero ahora la dialéctica hombre-naturaleza parece perder su soporte. Desaparece.

En el remate de la trenza… Quienes orgullosamente venimos de “atrás”, de otro lugar, pretendiendo ser más reales que los habitantes del metaverso o de la taiga de Dersú, estamos fatalmente arrastrados hacia una tragedia. Nuestra incomprensión de las realidades virtuales, del tiempo y espacio versión 3.0., hace inaudible nuestra voz en los nuevos espacios. ¿Somos el remanente de una naturaleza, en el que se reflejan otras experiencias de cultura, de civilización, de humanidad?

Más vale movernos en el borde y a punto del desborde, saliendo del engaño que afirmaba que las fronteras habían dejado de existir. Leer las memorias de Arséniev o ver el cine de Kurosawa hoy, tan lejos y tan cerca de las frías guerras de hoy, invita a escribir y cantar las nuevas crónicas viajeras para los habitantes de otras realidades. Relatos y trovas en los que se describa un mundo que está ahí para ser tomado y los rezagos de un mundo perdido que hoy es nuestro y que de forma indefectible vemos fenecer.

Estamos obligados a la exploración: a explorar y a ser explorados. Como Arséniev, echamos mano de lo mejor de nuestros recursos para trazar mapas, ampliar fronteras y domesticar lo extraño. Y como Dersú, el advenimiento de otros mundos nos exigen ser guías dispuestos a enseñar sobre un mundo que está por perderse: el nuestro. Noveles observadores, para quienes quizás seamos primitivos, allende las fronteras del mundo, en el metaverso, ese sí un mundo real, quizás vean con curiosidad en nuestro rostro lo que una vez fueron, lo que extrañan o no quieren ser. Reconocerán en el reflejo del espejo su propia cultura, su humanidad, en contraste con nuestra naturaleza.

Como Dersú extraviado fuera de la taiga, con sus delirios solitarios, me resisto a pensar que en las versiones del mundo por venir no haya literatura escrita, ni crónicas de viajes ni algo semejante a las novelas históricas, con relatos del pasado en los que perviva la memoria. Quiero imaginar la existencia de seres o conciencias humanas en el metaverso, o lo que pueda llamarse mundo, obsesionados con el salvaje ante el espejo. ¿De qué manera se representarán las sensaciones y emociones en medio de páramos y desiertos, los paisajes, el viento y la nieve, las mareas y el rumor de los ríos, cuando ya nada de eso esté? ¿De qué manera estimarán nuestras prioridades e inquietudes sobre el insulso presente que será para ellos un pasado algo ingenuo, algo tosco y solo admirable para unos pocos?

Mientras repaso la trenza acabada, me asomo al metaverso como el salvaje Dersú, estupefacto, confinado en una estrecha habitación y preguntando: “¿Cómo pueden los hombres quedarse encerrados en una caja?”

Imagen de la taiga (bosque de invierno) producida en el modelado Lowy Poly, estilo caracterizado por la simplicidad geométrica y el minimalismo, para aplicaciones de realidad virtual en 3D.

Gabriel Arturo Castro y la confianza en la palabra

Imagen de portada del libro “La literatura, el límite y la extrañeza”. Foto: Marcela Sánchez.

Por Luz Helena Cordero Villamizar

Además de ser un poeta de versos agudos, capaz de escuchar «la música del sordo», Gabriel Arturo es un lector acucioso y suele revelar sus reflexiones, añadiendo poesía y asombro. Se agradece la dedicación del autor para develar la imaginación, las ideas y las apuestas de tantos escritores y obras. Esto no es tan frecuente en este mundo de egos, donde a menudo se guarda silencio frente a los libros ajenos. También se trata de un acto de coraje porque se arriesga a entregar su punto de vista. Tal como lo dice Liliana Weinberg, a propósito de la relación entre ensayo y poesía, «el ensayo puede ser también espejo del poema, y de este modo evitar una de sus mayores tentaciones: el narcisismo».

Estos son algunos apuntes sobre su libro La literatura, el límite y la extrañeza, recopilación de ensayos y notas críticas, recientemente publicado por Editorial Domingo Atrasado. El libro es un compendio de reflexiones, análisis, síntesis, búsqueda de afinidades y encanto. El autor bucea en su memoria, en sus lecturas, ideas, imaginarios, experiencias y sensibilidad, para construir y dejar oír su propia voz, que en ciertos casos conduce a esos estallidos de la inteligencia poética que algunos llaman iluminaciones, a esa «instantánea lucidez», usando una expresión de María Zambrano, autora que Gabriel Arturo Castro aborda para extraer de su pensamiento complejo, de sus profundidades, la comprensión del fenómeno poético como aquel «descubrir los velos que cubren los objetos, los hechos, los fenómenos, derribar las máscaras del olvido». Y con María Zambrano también entenderemos por qué la poesía es «una forma del conocimiento» que revela una honda verdad mediante «la razón poética». Nos dice el autor que esta pensadora y escritora española «inserta dentro de la reflexión filosófica, la pasión de la poesía. O en la poesía la serenidad de la filosofía».

Y es que Gabriel Arturo se pregunta, arriesga respuestas y responde con otras preguntas acerca de la esencia de la poesía, el fenómeno poético, el oficio del poeta. En “¿La literatura de la desesperación?” manifiesta su preocupación por aquella escritura de la «palabra convencional», por esa «literatura de transcripción», del facilismo, de la simulación y el engaño, hecha como divertimento, como especulación verbal o decoración. No cree en la expresión «literatura regional», a la que considera nociva cuando levanta muros que niegan la universalidad, cuando refleja «atraso cultural» e «insuficiencia de pensamiento». Por supuesto que la universalidad no es la contraparte de lo local. Conviene traer aquí la sugerente sentencia, atribuida a León Tolstói: describe tu aldea y serás universal.

Las obras literarias abordadas por Castro, sus personajes, temáticas, contextos, trasfondos, lo llevan a lecturas de situaciones actuales, resignificándolas, trayéndolas al aquí y al ahora, en ese diálogo interminable del arte con tiempos, realidades e imaginarios, que precisamente define su contemporaneidad. A juzgar por sus ensayos y notas, Gabriel Arturo hace permanentemente este ejercicio intelectual y poético que nos deja un sabor a licor decantado, a fruta madura.

Destaco textos como “La manifestación espiritual de la epifanía”, en el que nos da su propia descripción de este fenómeno: «El poeta se detiene frente al umbral, a la puerta del tiempo, mira el pasado, hace manifiesta la memoria y antes de dar el paso a la renovación, instala por un momento su presente, su conciencia de sí y del lenguaje que exalta en lo desconocido, ambiguo y transitorio». Otro ensayo a recalcar es “La metáfora, otra mirada”. Mucho se ha dicho y se dirá sobre la metáfora. Los poetas se relacionan con ella igual que el panadero con la levadura, para transformar la masa y hacer de ella un manjar. Así la metáfora transforma las palabras. Gabriel Arturo aborda su complejidad con los ojos de muchos. Su recorrido lo lleva a poetas, escritores, filósofos, de distintos tiempos y procedencias, para extraer esencias y afirmaciones como estas: La metáfora funda otra realidad en el mundo invisible, es un conocimiento inédito, su libertad se opone al absolutismo de la razón, horada el infinito, despierta la visión, humaniza, abre el horizonte de lo posible. La metáfora es movimiento, metamorfosis, abarca la totalidad de lo existente, actualiza la realidad, borra las fronteras entre el afuera y el adentro. En la última línea de este recorrido concluye de manera bella y tajante: «la metáfora viva nos devuelve la confianza en la palabra».

A propósito de su alusión al toreo como un arte creador, que no comparto, utilizo la imagen de su texto “Literatura como tauromaquia” para decir que Gabriel Arturo Castro es ese torero temerario que además de lidiar con las palabras y su carga imaginativa, se atreve a capotear los autores, con el riesgo de sufrir embestidas literales y literarias, con la probabilidad de enfrentarse a la furia de la «violencia estética». Aunque a veces nos apartemos de su visión, hay que reconocer su ejercicio reflexivo y creador.

Y justamente porque la escritura es también un acto de riesgo, me refiero al texto titulado “Romanticismo tardío” que comienza con la afirmación: «Casi siempre la poesía hecha por mujeres está limitada a los temas del erotismo… el amor cursi y la confesión íntima… un marco estrecho… [que] sigue siendo la referencia para centenares de creadoras…». El autor aclara que alude a una «pobre versión del feminismo fanático». Si bien no hay que hacer concesiones a la mediocridad, discrepo de las generalizaciones cuando se intenta caracterizar la poesía escrita por mujeres, como cuando se emiten sentencias sobre escritores en colectivo, omitiendo la valoración de una obra individual.

Llamo la atención sobre los prejuicios y estereotipos tan extendidos a la hora de juzgar las obras poéticas escritas por mujeres y sobre el general desconocimiento que existe de la pluralidad de sus voces, a través de los tiempos. La palabra poética de las mujeres es tan vasta y diversa que no resiste clasificaciones o lecturas esquemáticas bajo rótulos o reduccionismos temáticos. Debates en este tema son necesarios, pero se requiere una crítica con criterios técnicos y estéticos que valore las obras en su singularidad, sin prejuicios de género.

A modo de colofón: Finalizando estas notas quise entablar un diálogo con Gabriel Arturo Castro sobre este último tema y él de manera franca y abierta me amplió la razón de sus afirmaciones y del contexto en que las escribió, enfatizando que se aparta de clasificaciones excluyentes como literatura femenina, negra, infantil, regional, gay… agregando sus reparos sobre cierta poesía que no merece ese nombre y resaltando que hoy, más que nunca, hay «grandes escritoras». La literatura también es un diálogo y cuando existe la posibilidad de intercambiar pareceres con un autor se amplían las perspectivas y se estrechan los vínculos, no solo de amistad sino de sintonía con nuestros contemporáneos.

Larga y próspera vida al arte del ensayo, esa poética del pensar.

Bogotá, junio de 2023

Gabriel Arturo Castro. Foto: Marcela Sánchez (Detalle).